Richard Carapaz, del rosa al rojo?

Agencia EFE
·4  min de lectura

Redacción deportes, 26 oct (EFE).- Richard Carapaz (Ineos), el ecuatoriano que conquistó la maglia rosa del Giro 2019, ya viste la roja de la Vuelta. Desde la cima de Formigal es el favorito de la ronda española, que vivió su primera jornada de descanso en Vitoria, marcada por las secuelas del frío pirenaico y el obligado paso por las pruebas PCR para evitar que la covid-19 estropee la fiesta.

Después de la tempestad pirenaica, llegó la calma deseada en la capital verde de Euskadi. La Vuelta iniciará la segunda semana con la emoción garantizada. En la semana de la Farrapona y del Angliru, cinco corredores llegan apretados en un minuto: Carapaz al frente, escoltado por el inglés Carthy y el irlandés Dan Martin, con Roglic separado por 30 segundos y Enric Mas como primer español, quinto a 1.07 minutos.

Después del dominio de Roglic, líder desde el inicio hasta Formigal, las quinielas ha puesto a Carapaz como candidato número 1 a la roja. Nada es definitivo, queda un mundo, muchas cimas por coronar, pero la evolución del ciclista carchense le invita al optimismo.

Su equipo, y una enorme confianza barnizan sus altas ambiciones. "Está bien vestir el maillot de lunares, pero yo quiero vestir la roja", dijo como líder de la montaña. Ahora se aferra a la idea de "defender la roja hasta Madrid".

El duelo natural sería entre Carapaz y Roglic, pero el esloveno ha sembrado dudas respecto a su consistencia como líder. En el Tour arruinó el maillot amarillo en la última crono ante Pogacar, ahora en la Vuelta un error que atribuye a "problemas con el chubasquero" le costó la roja y el desalojo incluso del podio.

Pero Roglic, de 30 años, tampoco es de los que se rinden. Al contrario, se crece ante las dificultades y anuncia que desde este martes tratará de perder la casaca roja. Eso añade sal y pimienta a una carrera que siempre promete espectáculo hasta el final, además con un recorrido de pura montaña hasta Madrid.

Entre medias se ha colado como inesperado invitado entre los "gallos" el británico Hugh Carthy (Education First), segundo en la general y el mejor de la general en Formigal. Formado en el Caja Rural, habla español, y dijo bien claro que no se pone límites. ¿Puede ser la revelación de la Vuelta?. De momento vive entre la alta jerarquía.

Dentro del sector del minuto aparecen Dan Martin y Roglic, separados por 10 segundos y el español Enric Mas, quinto a 1.07 minutos. El mallorquín, a sus 25 años, quiere podio, y tal vez algo más. Su equipo está mostrando más ambición en esta Vuelta y su jefe de filas está en la pelea.

Mas es el mejor español hasta el momento, y otros tres aparecen en el top 10 de la general. Marc Soler, con su etapa en el bolsillo, está mostrando su mejor versión y es séptimo a 1.42. David de la Cruz (UAE) es noveno a 2.46 y Alejandro Valverde, 40 años, décimo a 3 minutos.

Todo por decidir en la Vuelta que vive cada minuto pendiente de un virus invisible cada día mantiene en vilo al país y al mundo entero. De momento no hay dudas sobre la intención de llegar hasta Madrid, y esa es la idea de la organización.

La Vuelta entra en una semana fantástica marcada por la montaña. Para empezar, este martes regreso a Euskadi con el trayecto entre Vitoria y Valdegovía, con dos pasos por Orduña (1a) y un final en ligero ascenso. De Álava a La Rioja para que los favoritos se vean las caras en Moncalvillo (1ª), novedad en la ronda con sus duros 8,3 kms al 9,2%.

Tras dos días más tranquilos con opciones para esprinters en Aguilar de Campoo, el viernes turno para los aventureros en la meta de Suances, pero antes subiendo 2 kms al 4 por ciento.

El fin de semana se presenta en Asturias, sinónimo de montaña y espectáculo asegurado. El sábado, se subirán La Campa (3ª), Colladona (1ª), Cobertoria (1ª), San Lorenzo (1ª) y final en La Farrapona (1ª). Cita clara para los candidatos de la general.

Y el domingo, Día de Todos los Santos, alguno se pondrá la corona en la cima del Angliru, ese puerto símbolo de la Vuelta con 12 kms que incluye muros del 24 por ciento que desembocan en la meta. Será una jornada explosiva, de 109 kms que también incluye el Padrún (3ª), San Emiliano (3ª), La Mozqueta (1ª) y El Cordal.

En una semana nuevo descanso en La Coruña, donde se habrán sacado más conclusiones de las batallas que se esperan por todo lo alto. Seria buena señal, si otros factores no lo impiden.

Carlos de Torres

(c) Agencia EFE