Reyes Magos: el día que Diego Maradona y Diego Simeone se disfrazaron para el desfile en Sevilla

LA NACION
·1  min de lectura

"Me encantó ser Rey Mago. Cuando me dieron a elegir yo dije que quería ser Baltasar, el rey negro, porque los negros están siendo discriminados. Y segundo porque es el que a los chicos le tienen más simpatía. El color del corazón es el que cuenta, el color de piel no tiene nada que ver, todos los hombres somos iguales". Así, Diego Maradona se presentó en el tradicional desfile de Reyes de Sevilla de 1993, la ceremonia en la que los Reyes Magos llegan a la ciudad cada 6 de enero. A su lado estuvieron otros dos Diego: un joven Simeone (Gaspar) y el defensor español Rodríguez Fernández (Melchor).

Este desfile solidario fue organizador por el club Sevilla, donde militaban los tres futbolistas, para celebrar ese día una entrega de juguetes para los hijos de los trabajadores del club y para los niños hospitalizados en hospitales cerca del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Según cuenta la crónica del diario deportivo Marca, los tres jugadores "disfrutaron de una jornada especialmente emocionante y extenuante". Además, destacaron el homenaje de Maradona a la raza negra "por todas las persecuciones de las que son objeto".

La herencia de Diego Maradona: el hijo de Fidel Castro reveló un secreto de la casa de Cuba

Maradona y Simeone compartieron plantel en el equipo andaluz durante la temporada 92/93, en la que el astro llegó a disputar 29 partidos y anotar 8 goles. "El Cholo", de 22 años por entonces, venía de un paso por el Pisa de Italia, en su primera experiencia europea tras su joven estreno en Vélez.