Los Reyes desprestigian a España en sanidad y educación

Asier Martiarena
·3  min de lectura
La princesa Leonor durante la entrega de los premios homónimos en octubre de 2020. (Photo by Ballesteros / EFE Agency – Pool / Getty Images)
La princesa Leonor durante la entrega de los premios homónimos en octubre de 2020. (Photo by Ballesteros / EFE Agency – Pool / Getty Images)

Cada vez que la infanta Sofía viste de Zara, aparte de agotar el producto en pocas horas, recibe las alabanzas de crítica y público por apoyar la marca España. Algo, aún más amplificado aún, ocurre con la reina Letizia quien directamente eligió a un diseñador patrio como Manuel Pertegaz para que confeccionara su vestido de boda. Por no hablar del reconocimiento explícito de los empresarios baleares por el hecho de que la familia Real mantenga a Palma de Mallorca como cuartel general para sus vacaciones estivales. Sin embargo, cuando desde Zarzuela se evita el ‘made in Spain’ o lo público, no ocurre lo contrario. Al menos no en la misma medida.

Nadie, o casi nadie, se queja de que la gran mayoría de las intervenciones quirúrgicas y los chequeos del rey emérito se hayan realizado de manera sistemática en centros privados como la clínica Quirón de Madrid o que la reina Letizia eligiera la Ruber internacional para dar a luz a sus hijas.

Y nadie parece haberse quejado hasta el momento de que la princesa de Asturias, Leonor de Borbón, vaya a cursar el bachillerato internacional en la institución educativa Colegios del Mundo Unido (UWC) en el UWC Atlantic College de Gales, Reino Unido.

Sin entrar a valorar lo que costará el cambio educativo ni los gastos de seguridad derivados, estas decisiones no hablan demasiado bien del decoro de Zarzuela. Por no hablar de lo dañada que queda la reputación de la Sanidad y la Educación públicas en España.

Además, llueve sobre mojado. Porque el colegio de las Infantas Leonor y Sofía en el que han estudiado en los últimos años es el Santa María de los Rosales, es una institución privada que cuesta unos 7.000 euros al año por persona.

¿Tiene un rendimiento académico superior a la media? Pues según desveló El Plural en su día, el centro no brilla por el nivel que muestran sus alumnos al terminar su etapa educativa. Al contrario. El Santa María de los Rosales "no se encuentra dentro de la lista de los mejores centros de Madrid en la prueba de Selectividad". La citada web incluso recogió el testimonio de una antigua alumna que reconoció que en el "te ayudan a aprobar" pues si "tienes un 4, sabes que van a ponerte un 5, lo que hace que te relajes un poco". La alumna recalcó, además que "en Bachillerato, el nivel deja mucho que desear".

Trazando una media de los últimos años, el centro de enseñanza de Madrid capital con mejor nota media es el instituto público San Mateo, único centro de Bachillerato de Excelencia del capital situado en el barrio de Malasaña.

¿Es esto habitual? Pues según destacó Raoul Higuera en Vanitatis, no lo es, ya que en su momento, la Infanta Leonor tuvo el dudoso honor de ser única heredera a un trono europeo que estudiaba en un colegio privado. A partir de aquí, que cada uno opine lo que considere oportuno. Pero en estos tiempos en que la Casa Real busca reforzar actitudes ejemplarizantes y contener su presupuesto por la crisis económica derivada de la pandemia, cuesta entender que no hayan tenido un gesto similar en lo referente a la Educación de la princesa de Asturias.

En vídeo | La infanta Leonor, protagonista del día al recordarle a su padre que se ponga la mascarilla

Más historias que te pueden interesar: