"El Rey" Picasso espera regresar al ring en junio o julio

·1  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 23 (EL UNIVERSAL).- Su meta es clara en el boxeo profesional: ser campeón del Consejo Mundial de Boxeo. Así que David "Rey" Picasso no deja de mover los guantes, a la espera de una nueva cita en el ring.

A los 20 años, el púgil de la colonia Guerrero presume dos fajínes intercontinentales juveniles del CMB, con ganas de superar el momento de promesa en el boxeo mexicano. "Me siento fuerte, en mis últimas dos peleas me he sentido ya más seguro, menos nervioso, con más confianza, y no confianza mala sino que confío más en mi trabajo, en lo que he entrenado. Todavía hay algunos detalles que hay que mejorar, pero sé que poco a poco voy a ir puliéndolos y voy ser un gran campeón del mundo".

El estudiante de ciencias en la UNAM luce seguro, sin miedo a los retos, el más próximo será en junio o julio próximos. "Esperemos que ya sea por una clasificatoria y en dos o tres peleas levantar la mano por el campeonato mundial", advierte.

Con quince triunfos en su foja, seis por la vía del nocaut, ya peleó dos veces en este año, con triunfos en febrero y abril pasados. La ruta de un campeón con pasta de ídolo.

David tiene ese ángel, razón por la cual lo siguen mucho los niños. "Suelo jugar con ellos, a ver quién hace más lagartijas, quien hace más barras y ese tipo de cosas, yo me acuerdo cuando estaba chiquito y jugábamos un montón, por eso empecé en el boxeo, tenía mucha energía y tenía que canalizarla, ellos están canalizando la energía en el box y creo que van a salir muy buenos campeones de aquí". Se refiere al gimnasio del "Felino" Ramírez.