La revolución que ha supuesto OnlyFans en 2020 para Internet

Tecnología y redes
·3  min de lectura

2020 nos ha traído muchos cambios. Incluso en el mundo del porno. Este ha sido el año de la caída en desgracia de Pornhub y el auge de la plataforma OnlyFans. Esta red social con perfiles privados y de pago con contenidos sin censura ha dado la oportunidad de ganar dinero extra a sus usuarios, que comparten fotos y vídeos de alto contenido erótico. Solo entre abril y mayo, OnlyFans aumentó un 70% los nuevos registros.

OnlyFans es un servicio por suscripción mensual que comenzó en Inglaterra hace cuatro años. Su cometido es que los creadores moneticen sus contenidos mediante el cobro de membresías, quedándose OnlyFans el 20% de lo ingresado. La suscripción mínima es de 5 dólares (4 euros), aunque cada propietario establece su cuantía hasta un máximo de 50 dólares (unos 41 euros).

La revolución que ha supuesto OnlyFans en 2020 para Internet (Getty)
La revolución que ha supuesto OnlyFans en 2020 para Internet (Getty)

También pueden ofrecerse propinas, que dan derecho a contactar por mensaje directo. Aunque OnlyFans está dirigido a creadores de todo tipo, la mayoría ofrece contenido sexual (un 50% del total del servicio, según publicó Buzzfeednews).

OnlyFans se ha convertido en uno de los servicios que más ha crecido estos últimos meses; en Googletrends se observa una subida de búsquedas durante el último año, sobre todo desde marzo, cuando la industria del cine porno tuvo que parar y los actores y actrices entraron en la plataforma para conseguir dinero. En mayo, el servicio superó los 24 millones de usuarios registrados, tras acrecentarse las suscripciones un 50% el mes anterior.

El sitio ha provocado un nuevo amanecer de pornografía por suscripción con muro de pago. Las razones de su éxito son muchas, pero aquí hay una: OnlyFans ha difuminado cada vez más las líneas entre el trabajo sexual y la cultura de los influencer. La venta del sitio es que conecta a los creadores de contenido con sus fans, ofreciendo, hasta cierto punto, una sensación de intimidad similar a la que siente un seguidor cuando interactúa o apoya a su celebridad favorita a través de las redes sociales.

A medida que los creadores de OnlyFans construyen una base de fans mediante el uso de plataformas como Reddit, Instagram, TikTok y Twitter para promocionar sus feeds pagados, con desnudos y mucho contenido gráfico inventivo, y colaboran para promover los perfiles de los demás, podría decirse que se le ha dado a la industria del porno una presencia nueva y aún más visible en nuestras vidas en línea.

Famosos en OnlyFans

Una de las estrellas que tienen perfil en el servicio es Bella Thorne, que en agosto ingresó un millón de dólares (825.000 euros) en sus primeras 24 horas en OnlyFans. No obstante, la actriz de Hollywood estuvo poco tiempo en OnlyFans: prometió fotos desnuda por un pago de 200 dólares (165 euros), pero los clientes pidieron la devolución del dinero porque en las imágenes llevaba lencería. Además, las creadoras de contenido pornográfico se quejaron de que habían reducido sus suscripciones por la intervención de Thorne. Como resultado de esta polémica, OnlyFans cifró en 100€ el límite de las propinas y el contenido pay-per-view.

También se ha sumado al servicio la rapera Cardi B, aunque afirmó que no va a ofrecer contenido porno, sino que va a compartir lo que sucede «entre bastidores, hacer frente a los rumores que surjan y compartir escenas de su vida personal».

Aunque OnlyFans no ofrece datos sobre sus usuarios, el blog Xsrus calculó que ha experimentado un crecimiento de entre el 304 y el 334% en el último año. Este blog también ha detectado que son muy pocos los creadores de contenido que obtienen grandes cantidades de dinero: el uno por ciento de ellos se lleva el 33% del dinero de las suscripciones y la media gana unos 180 dólares (menos de 150€) netos al mes, propinas aparte.

Más noticias que te pueden interesar: