El retorno de Suárez

·5  min de lectura

Madrid, 6 may (EFE).- Héroe durante tantas noches en el Camp Nou, tercer máximo goleador histórico del Barcelona con 198 tantos en seis temporadas, Luis Suárez regresará este sábado con otra camiseta, la rojiblanca del Atlético de Madrid, y con un objetivo: llevarse la victoria para darle un zarpazo al título liguero.

No le permitió la covid-19 enfrentarse a su exequipo ni a su amigo Lionel Messi en la primera vuelta, debido al brote de coronavirus en la concentración de la selección uruguaya. El Atlético ganó el partido en el Wanda Metropolitano (1-0) gracias a un gol de Yannick Carrasco, propiciado por un error de Gerard Piqué y una arriesgada salida de Marc-André Ter Stegen.

El primer duelo frente a sus excompañeros coincidirá con una final por el título: derrotar a su exequipo supondría poner tierra de por medio, cinco puntos a falta de nueve por jugarse cuando acabe la próxima jornada. Un mundo, si el Atlético de Suárez se proclama vencedor en la que hace menos de un año era la casa del uruguayo.

De ella salió en septiembre, en una operación confirmada en la madrugada del 24 al 25 de septiembre con un traspaso a cambio de 6 millones de euros en variables y con una sensación amarga. "Me molestó que me dijeran que era viejo y que ya no podía jugar al más alto nivel, estar a la altura de un gran equipo", dijo a 'France Football' posteriormente.

En el Atlético encontró la motivación que necesitaba. Un vestuario en el que pronto dijo sentirse "cómo en casa" y contra los pronósticos que auguraban que sufriría una sequía goleadora producto de llegar a un equipo con menos capacidad para generar goles que el Barcelona, ha marcado ya 19 tantos en 34 partidos oficiales, 0,55 por partido. La temporada pasada hizo 21 en 36 encuentros en el Barcelona, con una media muy similar, de 0,58 goles.

Teniendo en cuenta que todos sus tantos esta temporada han sido en LaLiga Santander la cifra sube a 0,67 goles por encuentro, una media que en la última década en el Atlético solo han mejorado el colombiano Radamel Falcao (0,82 goles por partido, 28 en 34 jornadas en la 2012-13) y el mejor Diego Costa (el del título liguero de 2013-14, con 27 goles en 35 duelos ligueros, 0,77 de media).

El 'Pistolero' mejora así los números del francés Antoine Griezmann en toda su etapa rojiblanca, cuyos mejores números fueron de 0,59 goles por encuentro liguero (en las temporadas 2014-15 y 2017-18), los del croata Mario Mandzukic (0,42 en la 2014-15), Álvaro Morata (0,4) Fernando Torres en su segunda etapa (0,36 de media en su mejor campaña) y David Villa (0,35).

EL LÍDER DEL LÍDER: DECISIVO EN EL 25% DE LOS PUNTOS DEL ATLÉTICO

El uruguayo es, sin duda, el líder del líder. Sus goles han sido fundamentales en muchos partidos para desencallar encuentros atascados del Atlético, particularmente en la buena racha de ocho victorias consecutivas vividas entre diciembre y enero.

Tanto es así, que se puede dar mérito al ariete de un 25% de los puntos que hasta ahora lleva al Atlético. Solo contando los partidos en los que sus goles han sido decisivos para ganar o empatar un encuentro, se puede calcular que 19 de los 76 puntos que suma en este momento el líder liguero son consecuencia de Luis Suárez.

Obra exclusivamente de goles suyos son las victorias ante Getafe (1-0), Eibar (1-2) y Alavés (1-0). Dos puntos de tres en varias victorias se deben a goles suyos sin los cuales el Atlético habría empatado, como sus dos goles al Elche (3-1), su gol al Alavés (1-2), sus dos goles al Cádiz (2-4) y su gol al Athletic (2-1); y el Atlético cosechó un punto gracias a él en dos ocasiones, con sus dos goles al Celta (2-2), y su gol al Real Madrid (1-1).

Esa dinámica se ha visto detenida en los últimos tiempos, en los que el charrúa se ha perdido tres encuentros entre sanción y lesión (Betis, Eibar y Huesca). En su retorno, no pudo evitar la derrota en Bilbao (2-1) en la media hora en la que estuvo sobre el césped, y tampoco fue diferencial en la victoria en Elche (0-1), pese a gozar de alguna ocasión clara que hubiera evitado el ajustado final.

LA OPORTUNIDAD DE UN TÍTULO Y EL EJEMPLO DE VILLA

"Intentaré quedar en la historia del Atlético", dijo Suárez en uno de sus primeros actos como futbolista rojiblanco, su visita al museo 'Territorio Atleti' en el que se paró en la camiseta de su compatriota Diego Forlán, Bota de Oro en 2009 como rojiblanco y ganador de una Liga Europa y una Supercopa Europea en el club.

"Vos sabes lo que significaste para mí en mi carrera al principio, cuando te llamaba de Holanda (él estaba en el Ajax y Forlán en el Atlético) y estabas jugando acá. Me acuerdo que festejabas y me alegraba de tus goles. Ahora tengo la posibilidad", le dijo entonces Suárez a Forlán, a través de videoconferencia.

El '9' está a cuatro jornadas de obtener un título que no logró el '7': la Liga española, para lo que resulta casi imprescindible ganar en el Camp Nou este sábado.

En caso de lograrlo, Suárez emularía el caso de David Villa, que pasó del Barcelona al Atlético en 2013 y ganó la Liga 2013-14 de rojiblanco y con una edad similar (33 años, Suárez tiene 34). El asturiano fue titular en esa 'final' liguera en el Camp Nou que se volcó hacia el Atlético con el empate 1-1 del uruguayo Diego Godín.

Ahora, otro uruguayo tiene el poder de inclinar el título hacia el Atlético en su retorno a la que fue su casa durante seis temporadas. El retorno de Suárez al Camp Nou será este sábado, con LaLiga Santander en juego.

Miguel Ángel Moreno

(c) Agencia EFE