El reto de la reconciliación sevillista frente al de la recuperación rojilla

Agencia EFE
EFE

Sevilla/Pamplona, 29 feb (EFE).- Sevilla y Osasuna se miden este domingo en el Sánchez Pizjuán con el reto para los andaluces de ganar de nuevo en casa, más de un mes después, y de reconciliarse con su afición tras la bronca del jueves pese a pasar a los octavos de la Liga Europa, y en el caso de los rojillos de recuperar sensaciones.

Al equipo sevillista, quinto en LaLiga tras vencer el viernes la Real Sociedad, le urge lograr un triunfo en su estadio tras tres empates seguidos (1-1 con el Alavés, 2-2 con el Espanyol y 0-0 en Europa ante el Cluj rumano) para mantenerse en puestos de 'Champions' y reafirmar el golpetazo que dio encima de la mesa la pasada jornada con su 0-3 en Getafe.

Aún así, el empate a cero frente al Cluj y la clasificación con sufrimiento por séptima temporada consecutiva para los octavos de final de una competición europea han enrarecido el ambiente en el sevillismo, perplejo por la preocupante falta de gol de su equipo, agravada por las grietas que parece que se están abriendo en su sistema defensivo.

Esas carencias están diagnosticadas y el técnico Julen Lopetegui, que ante los rumanos vio cómo una parte de la grada pidió su dimisión sin encontrar eco en la mayoría de la afición, confía en que su equipo dé un paso adelante y halle el acierto ante el gol para confirmar su posición de privilegio y agarrar con más fuerza un puesto entre los cuatro primeros.

El vasco se ha mostrado preocupado or el desgaste de su equipo, sobre todo tras jugar cuatro encuentros de exigencia en diez días (la eliminatoria con el Cluj, Getafe y ahora Osasuna), aunque ha dejado claro que confía en los suyos para recuperar la alegría en casa, donde no gana desde que el 25 de enero derrotó al Granada (2-0).

Sin el meta checo Tomas Vaclík, que se lesionó en Getafe y no jugó la vuelta contra los rumanos, ni el medio Joan Jordán, por sanción, a quienes sustituirán el marroquí Youssef Bono y posiblemente Óliver Torres, ya recuperado de unas molestias, o el argentino Éver Banega, y con la opción de Nolito o el marroquí En-Nesyri en ataque si no se recupera Suso, que acabó tocado ante el Cluj, o se le da descanso al holandés Luuk de Jong.

Mientras, el Club Atlético Osasuna viaja a Sevilla con la misión de sumar puntos para seguir acercándose a la ansiada permanencia con la que sueña. Su entrenador, Jagoba Arrasate, declaró tras el último entrenamiento que su equipo deberá saltar al Sánchez Pizjuán “con una defensa de once jugadores” para “defender juntos desde arriba”.

Osasuna quiere dejar atrás la mala imagen mostrada ante el Granada en El Sadar la pasada semana (0-3), en un partido en el que los navarros no mostraron intensidad, una de sus principales señas de identidad.

El técnico vasco de Osasuna ve el partido ante los hispalenses como una “oportunidad” de sumar puntos ante un rival que posee “diferentes registros y que está haciendo una magnífica temporada”, más allá de su apurada clasificación europea ante el Cluj rumano.

La dura derrota ante el Granada no gustó nada a Arrasate, que en la rueda de prensa posterior al partido comentó que en algunos momentos del encuentro vio “relajación” en sus pupilos.

“Si no estamos al cien por cienno tenemos nada que hacer”, manifestó Arrasate, a la vez que animó a sus jugadores a “perder el miedo a categoría”, que ha visto como Osasuna ha bajado sus prestaciones después de la grave lesión del Chimy Ávila.

En Sevilla, el equipo rojillo no podrá contar con Nacho Vidal por acumulación de tarjetas, por lo que parece que Facundo Roncaglia será el jugador encargado de ocupar la posición de lateral derecho, ni con los lesionados Raúl Navas, Juan Pérez, Chimy Avila y Jon Moncayola.

“Ahora mismo no sé dónde está la posibilidad de ganar, pero de momento la veo en el domingo, por lo que vamos a sacar el mejor once”, opinó Arrasate sobre qué partido tiene más importancia, si el del domingo frente al Sevilla o el que disputarán ante el Espanyol el 8 de marzo.

Los navarros llegan a la vigesimosexta jornada de liga con un bagaje de 7 victorias, 10 empates y 8 derrotas, y con 31 puntos en su casillero ocupando la duodécima posición, a 12 puntos del Sevilla y a 9 del descenso.

Como visitante, Osasuna lleva cuatro derrotas y cinco empates en doce encuentros. Leganés, Espanyol y Athletic han sido los equipos a los que los navarros han vencido a domicilio.

- Alineaciones probables:

Sevilla: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón; Fernando, Gudelj, Óliver Torres; Ocampos, De Jong, Suso o Nolito.

Osasuna: S. Herrera; Roncaglia, Unai García, Aridane, Estupiñán; Roberto Torres, Darko, Oier, Íñigo Pérez; Rubén García, Arnaiz.

Árbitro: Carlos Del Cerro Grande (C. Madrileño)

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.

Hora: 12:00.

--------------------------------------------------------------------

Puestos: Sevilla (5º, 43 puntos); Osasuna (12º, 31 puntos).

La clave: En el Sevilla, el acierto ante el gol y la recuperación de la seguridad, y en Osasuna su capacidad fde defender y atacar en bloque sin dejar espacios entre líneas.

El dato: Los sevillistas han ganado en nueve de las diez últimas visitas del equipo navarro a su estadio, donde desde 2006 Osasuna sólo arrancó un empate a uno en la Liga 2008-2009.

Las frases:

Julen Lopetegui: "Mañana la afición nos guiará hacia los tres puntos".

Jagoba Arrasate: “Ante el Sevilla tiene que haber once defensas”.

El entorno: Se prevé una buena entrada en el Ramón Sánchez Pizjuán, con la incógnita de cómo recibirá la afición sevillista a su equipo tras el mal partido europeo contra el Cluj.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación