El mayor reto de Mercedes al ir a una pista que desconoce

Adam Cooper
·4  min de lectura

La pandemia del coronavirus obligó a las autoridades de la Fórmula 1 a ser creativas con su calendario 2020, lo que llevó a que este año se visiten pistas inéditas o que hace mucho tiempo no recibían un gran premio. Así fue que la máxima categoría ya pasó por Mugello, volvió a Nurburgring, se estrenó en Portimao el pasado fin de semana y este domingo regresa a Imola por primera vez desde 2006 antes de continuar su periplo por Estambul.

Allison admitió que los circuitos desconocidos añadidos al calendario de este año han supuesto un reto adicional.

"Ir a un nuevo circuito aumenta la carga de trabajo y nos suma una capa de incertidumbre", dijo el jefe técnico de Mercedes. "Porque no tenemos una larga lista de control de todas las cosas que pueden haber salido mal en esa pista en el pasado, y no tenemos un conocimiento detallado de la forma en que el auto se va a comportar, pero tenemos muy buenas herramientas de simulación".

"Siempre que sepamos cómo es el asfalto, lo rugoso que es y la disposición de los bordillos y la línea de carrera, podemos obtener una estimación bastante buena de lo que necesitamos para ir rápido en esa pista. Y como cualquier pista realmente, un nuevo circuito o uno al que estamos muy acostumbrados, el mayor desafío, lo que marca la diferencia para un buen o mal fin de semana, es si podemos o no conseguir que los neumáticos canten para nosotros".

"Si podemos hacerlos funcionar felizmente en su rango de trabajo en el eje delantero y trasero, y con el auto bien equilibrado, vamos a tener un buen fin de semana".

El tema de los neumáticos fue complicado el pasado fin de semana en Portugal, donde ambos pilotos de Mercedes comenzaron con el neumático medio, y lucharon en las condiciones de frío y llovizna en el inicio.

También lee:

Wolff: Stroll lleva un "estigma" por la riqueza de su padre Mercedes rompe un récord que Ford tenía desde 1983 Binotto: Ferrari debe mostrar que su progreso no es por las pistas

"Fue el resultado de probablemente varios factores que se acumularon para producir una situación en la que un auto que había estado decentemente en la pole se vio de repente molestado por todos lados por los depredadores de la parte trasera", dijo Allison. "Todo esto tuvo su raíz en el hecho de que nuestros neumáticos estaban demasiado fríos".

"La desventaja de ir con ese neumático medio es que va a ser más difícil hacer que se despierte y funcione bien cuando la pista está fría. La mayoría de la gente detrás de nosotros estaba con el neumático blando. Así que, inmediatamente tuvieron una goma que iba a ser capaz de ir más rápido y despertar más rápidamente en una pista muy fría".

"Al comienzo de la carrera hubo un breve chubasco que quitó más temperatura y también aumentó la grasitud de la superficie, lo que hizo que el agarre fuera aún menor".

Allison agregó que Lewis Hamilton y Valtteri Bottas también sufrieron porque tuvieron que esperar en la parrilla más tiempo que sus rivales: "Cuando se forman en la parrilla antes de la salida, tan pronto como se detienen, el neumático se enfría y quien está en la pole position y en las primeras filas de la parrilla se detienen allí durante muchos, muchos segundos mientras que la parte trasera de la parrilla todavía se está formando".

"Así que la gente en la parte trasera de la parrilla todavía tiene neumáticos en temperatura, y ese calor disminuye gradualmente a medida que te acercas a la parte delantera. Estábamos en la goma media, lo que nos da una desventaja de inmediato en este clima frío y húmedo, y luego detrás de nosotros teníamos coches que estaban más calientes porque han estado parados por menos tiempo".

"Todas esas cosas contribuyeron a que al principio de la carrera fuera bastante arriesgado por un tiempo".

Allison dice que las condiciones de frío pueden exagerar las diferencias entre los autos y pilotos: "Mucho de lo que se vio el domingo fue un reflejo del hecho de que toda la parrilla, durante toda la carrera, estuvo operando en el lado frío de donde se podía encontrar el máximo agarre en los neumáticos. Por lo tanto, todo el mundo en estos neumáticos habría estado un poco por debajo del tipo de temperatura que hubieran querido para estar absolutamente bien".

"Y eso tiene un efecto interesante porque tiende a separar a los autos en su competitividad. Tiende a exagerar las diferencias y de hecho si miras la carrera verás que las diferencias en las posiciones finales fueron muy exageradas comparadas con las habituales".

"Hubo diferencias muy sustanciales de tiempo de vuelta entre los compañeros de equipo y también entre los equipos, con la mayor parte de la parrilla quedando una vuelta abajo".