El reto de González con White Sox: adueñarse de un jardín

·2  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 14 (EL UNIVERSAL).- Luis González tiene apenas ocho meses desde que debutó en Grandes Ligas, pero ha mantenido la confianza hasta el tope, por lo que su siguiente paso es consolidarse.

El sonorense tiene una batalla complicada por quedarse con un jardín en los White Sox de Chicago. Peloteros de experiencia como Eloy Jiménez, Luis Robert y Adam Eaton le complican el sueño.

"Tengo que hacer mi trabajo y estaré ahí con el equipo manejando el jardín derecho, centro o izquierdo, el que me toque. Es una temporada muy larga, puede haber momentos en que me necesiten, mismos que debo aprovechar. Sé que voy a tener una temporada muy larga y muy buena", prometió el bateador zurdo, en videoconferencia.

"Me siento bien y tengo mucha confianza en poder quedarme con un jardín. Tengo lo necesario en la defensiva, sólo me falta equilibrar la ofensiva, tomar ritmo con el bat y encontrar la pelota", añadió.

Las predicciones para 2021 colocan a los White Sox como un candidato serio para llegar a la postemporada, de la mano del experimentado Tony La Russa en su regreso a Chicago.

"Sí habla poco conmigo, y pienso que tiene fe en mí, con base en algunas buenas pláticas que hemos tenido", respondió el representante nacional.

"Sí sabe que puedo contribuir al equipo y ayudarles a ganar. Es cosa de hacer mi trabajo y agarrar el ritmo".

González —quien forma parte de la organización desde 2018— debutó en Grandes Ligas durante la temporada corta de 2020; estuvo en 18 turnos al bat, conectó un par de imparables e impulsó una carrera. Para 2021, anticipa mayor regularidad.

"Ya conozco a mis compañeros muy bien y puedo convivir más tranquilo y preguntarles mucho. He estado aprendiendo, nada más me tengo que enfocar en ponerlo en el juego".

GL al día

El mexicano Alejandro Kirk conectó dos hits para los Blue Jays, sobre Orioles.

El veracruzano Luis Cessa firmó el salvamento de los Yankees frente a los Pirates.

El japonés Shohei Otani se lució con cinco ponches para Los Ángeles, sobre White Sox.