¿Qué resultados necesita el Liverpool para conseguir un lugar en la próxima Champions League?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

La Premier League está a punto de llegar a su fin y al comienzo nadie hubiera esperado que el Liverpool a estas alturas no estuviera en puestos de Champions League. El actual campeón de la liga inglesa no ha sido capaz de competir como el curso anterior, principalmente por problemas de lesiones que le han mermado gravemente la zona de la defensa.

Actualmente es 6o con 57 puntos y un partido menos respecto a sus competidores. Chelsea y Leicester son los equipos que ocupan las dos plazas de Champions que todavía están en juego, cada uno con 64 y 63 puntos respectivamente. En 5o puesto está un sorprendente West Ham que se ha mantenido arriba durante toda la temporada.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los reds tienen un partido atrasado contra el siempre temible Manchester United que pese a que ya prácticamente no tiene opciones de ganar el campeonato liguero, querrá retrasar al máximo el título del City. Si el Liverpool ganara esta semana al United se colocaría a tres puntos de puestos de Champions, en concreto de la plaza de un Leicester que tiene un calendario bastante complicado.

Los foxes tienen que jugar estos tres últimos partidos contra Manchester United, Chelsea y Tottenham, tres equipos del Big Six que siempre son temibles. Por su parte el Liverpool solo le quedarían West Bromwich, Burnley y Crystal Palace, tres equipos sin aspiraciones, ni por arriba, ni por abajo. Por lo que a priori, si ganaran al United, tendrían muy de cara arrebatarle la plaza al Leicester, que no parece capaz de hacer un pleno de 3 en lo que resta de liga.

En caso de empate a puntos entre estos dos, prevalecería la diferencia de goles, que ahora mismo favorece al Leicester, por lo que el Liverpool deberá pelear no solo por ganar los partidos que quedan si no también por golear. Los otros dos rivales más cercanos, Chelsea y West Ham no deberían ser tan tenidos en cuenta por diferentes motivos. El Chelsea al tener 64 puntos necesitaría dos pinchazos para ser sobrepasado, algo que parece inviable tras la llegada de Tuchel que ha hecho que el equipo sume de tres en tres y se clasifique para la final de la Champions. Por su parte el West Ham no debería ser rival si el Liverpool gana esta semana al Manchester United.

Por tanto, podríamos decir que el Liverpool prácticamente depende de si mismo, por la dificultad del Leicester para hacer 3 de 3, teniendo en cuenta su calendario, pero el Liverpool también debe empezar por ganar su partido atrasado. Estaremos muy atentos a ese encuentro, porque de no ganar, los reds verían casi imposible jugar la Champions el año que viene.