La respuesta de Aimar sobre por qué no hay más jugadores creativos

Joaquín Alis
·2  min de lectura

Pablo Aimar es desde hace un tiempo uno de los encargados de trabajar en una de las categorías juveniles de la Selección Argentina. Luego de una trayectoria y un nivel extraordinario, el ex-River se hizo cargo de un lugar donde se encuentra con futbolistas que están por dar sus primeros pasos en primera, y otros que ya lo están haciendo.

 

Una de las cosas que más se cuestiona del fútbol moderno es, justamente, que ya no hay jugadores como él, como Riquelme, como Ortega, entre otros. Básicamente, se critica que cada vez es más escasa la cantidad de artistas dentro de este hermoso deporte, de esos que con una simple gambeta te destraban un partido durísimo.

Partiendo de ese tema, el Payaso fue clarísimo con su postura al respecto, y dio una masterclass en su exposición dentro del Congreso Magistral: "No me gusta escuchar que no hay jugadores creativos y no me gusta tampoco escucharlo después de hacer 800 entrenamientos automatizados. Es muy probable que no haya jugadores creativos si todo es automático. Si a uno que gambetea con 15 años le decimos que no lo haga si la pierde 2 o 3 veces. A esa edad la van a perder 2, 3, 5 o 10 veces”.

Luego, el crack agregó: “Entiendo lo del juego posicional, lo de atacar los espacios. Yo creo más en que los entrenadores nos tenemos que hacer cargo de esa supuesta, o real, falta de creatividad. Creo que esas defensas en bloque las destraba un creativo. Un creativo gambetea, inventa algo diferente cuando todo es monótono”.

Por último, el exfutbolista hizo una comparación excelente para explicar lo que está sucediendo en este deporte: "Hay que crearles entornos creativos. El fútbol es mucho de sanciones, de imaginación. El fútbol no es ajedrez. La torre va siempre para adelante y los costados. El caballo también hace siempre los mismos movimientos. En fútbol no".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Ellos tienen que equivocarse. Si nosotros a esas edades sólo jugamos tácticamente no podemos esperar jugadores creativos. Y vuelvo a la defensa atrapada atrás, eso lo destraba un creativo. Uno que se imagina algo diferente. Tenemos que dejarlos y permitirles equivocarse, sobre todo a la edad que estoy yo, que son niños jugando al fútbol”, cerró Aimar.