Los repudiables comentarios machistas de dos periodistas en el programa de Martín Liberman sobre la mujer y el fútbol

LA NACION
·3  min de lectura

Algunas frases de los periodistas Daniel Avellaneda y Luis Gasulla en el programa de Martín Liberman, Liberman En Línea, del que también forma parte Magalí Lecumberri, fueron realmente repudiables porque encarnan un machismo que no hace más que desacreditar el rol de la mujer en las discusiones sobre fútbol, como en tantos otros ámbitos.

Mientras discutían si en la televisión se les daba lugar solo a "chicas hermosas", se pusieron a hacer un recorrido por las periodistas que participan de los principales programas deportivos, como Alina Moine, Luciana Rubinska, Agostina Larocca, Morena Beltrán y Agostina Scalise.

La conmovedora historia del rugbier australiano Dan Palmer: el sufrimiento de ocultar su sexualidad y los cócteles de pastillas para evadir la realidad

Entonces, cuando se pusieron a juzgar si coincidían o no con los análisis que las periodistas suelen hacer del fútbol, Liberman, quien tiende a ser el más polémico con sus comentarios, por el contrario, manifestó: "A mí me parece que opinan todas muy bien. Puede no gustarte lo que opina pero no coincidís o no por su género o por su sexo. Coincidís o no con lo que dice un hombre o una mujer".

Sin embargo, Gasulla esbozó una repudiable frase, que dejó al descubierto su machismo: "Me da la sensación que están ahí por ser mujeres, por ser bellas y por tener algún contacto porque al momento de escuchar sus argumentos pongo al basurero de acá a la vuelta y tiene mejores argumentos para explicar el fútbol". Y continuó, quizás para paliar su comentario anterior: "Si hablamos de hombres también te puedo dar ejemplos que decís 'este es un chanta, está diciendo cualquier cosa'".

A los comentarios de Gasulla se le sumaron los de Avellaneda, quien opinó: "Un programa de fútbol en radio con una mujer no tiene sentido. Esto es lo que pienso yo. Yo creo que no tiene nada que ver con un programa deportivo. No tendría ninguna mujer en un programa de fútbol. Si yo pudiera elegir no trabajaría en un programa de fútbol con una mujer".

Para continuar con su teoría machista y errada, el periodista de 43 años sostuvo: "Concibo el programa de fútbol como una mesa de café y en la mesa de café yo discuto con los hombres. Por supuesto que hay que darle espacio a la mujer pero yo creo que ellas mismas se discriminan cuando alzan la bandera del feminismo porque si vos hacés bien tu trabajo no importa la condición ni el género".

"Ahora sí iremos a la Casa Blanca": el fuerte mensaje de la selección femenina de fútbol de EE.UU. para Donald Trump

En un mundo que parece que estar relegado únicamente para los hombres, al periodismo deportivo todavía le falta un largo camino por recorrer para romper con la brecha de género. Aunque en algunos programas de fútbol, por ejemplo, de a poco van sumando figuras femeninas, todavía es alevosa la diferencia respecto de la cantidad de hombres que participan de tales paneles. Y comentarios como los de Gasulla y Avellaneda no hacen más que restar.