El engaño de situar a República Checa como país más rico que España

Javier Taeño
·4  min de lectura

Aunque España es una de las grandes potencias económicas del mundo, lo cierto es en los últimos años ha retrocedido varios puestos. En los 90 llegó a situarse entre las ocho naciones del planeta con más Producto Interior Bruto, aunque tras las crisis de 2008 y de 2020 ha retrocedido posiciones, situándose en el top 20.

Sin embargo, si el criterio utilizado es el del PIB per cápita (una forma más precisa de ver la verdadera situación de un país) la caída es todavía mayor. Según el ranking del 2020 del Fondo Monetario Internacional, España se colocó en 2020 en la posición 39 del mundo, perdiendo 5 lugares respecto a 2019 y siendo superada por países como Chipre, Eslovenia, Lituania o República Checa.

República Checa ha superado a España en PIB per cápita. (Photo by Gabriel Kuchta/Getty Images)
República Checa ha superado a España en PIB per cápita. (Photo by Gabriel Kuchta/Getty Images)

El ‘sorpasso’ precisamente de este último ha sido muy comentado habida cuenta de que en los años 90 los checos salían del comunismo y eran un tercio menos ricos que los españoles. Un acelerón el que ha vivido este país del este que está muy relacionado con su entrada a la UE en 2004 y que recuerda también al que experimentó España en los 80 y en los 90, tras la dictadura de Franco, que le convirtió en una de las potencias económicas del continente. 

Sin embargo, la letra pequeña de los números revela que aunque el PIB per cápita checo supera al español, lo cierto es que la riqueza se concentra principalmente en Praga. Tanto es así que la segunda región del país tiene unas cifras similares a Extremadura, que es la que cuenta con menos riqueza en España.

De acuerdo con las estimaciones de la OCDE, en 2019 el PIB per cápita español se situó en los 38.128 dólares, mientras que el checo estaba ligeramente por encima, con sus 38.152 dólares. El secreto de este resultado se encuentra en la capital, cuyo producto interior bruto es muy superior a la media del país.

Praga tiene un PIB per cápita de 52.559 dólares según la Oficina de Estadísticas checa. Por ponerlo de relieve es muy superior al de las tres principales comunidades autónomas españolas: Madrid (41.045), País Vasco (39.133) y Navarra (36.854) y se encuentra al nivel de países como Suecia o Finlandia.

Pero si se estudian el resto de regiones, lo cierto es que se aprecian las desigualdades y los datos quedan muy por debajo de los del resto de comunidades españolas. Tras Praga aparecen Moravia Meridional (22.329 dólares), Bohemia Central (21.380) y Hradec Králové (21.152). 

En el caso español, 16 de las 17 comunidades se sitúan por encima de las tres y la única que queda por debajo, Extremadura, solo es superada ligeramente por Moravia Meridional (22.202 dólares). 

Extremadura es la única comunidad autónoma que no supera a Moravia Oriental. (Photo by: Geography Photos/Universal Images Group via Getty Images)
Extremadura es la única comunidad autónoma que no supera a Moravia Meridional. (Photo by: Geography Photos/Universal Images Group via Getty Images)

Una situación que se repite con las ciudades autónomas. Ceuta con 23.790 dólares sería la segunda región con más PIB per cápita de República Checa, mientras que Melilla con 21.866 sería tercera.

Así pues la riqueza de la República Checa ha aumentado mucho en las tres últimas décadas, pero lo ha hecho de un modo muy asimétrico, reflejando enormes desigualdades económicas en el conjunto del país.

Tal y como cuenta El País, una de las principales razones por las que los checos han mejorado tanto es que se han convertido en una subcontrata industrial de Alemania, pero también hay que pensar que es lógico que un país situado por detrás tenga la capacidad de progresar más rápido al incorporar las tecnologías y prácticas de las economías más punteras que la rodean. No se puede obviar tampoco que Chequia gasta al año medio punto de PIB más que España en Investigación y Desarrollo (I+D).

Sin duda el reto que tiene el país para los próximos años es que el crecimiento de la riqueza sea más uniforme habida cuenta de que actualmente Praga dobla e incluso triplica a todas las demás regiones del país. Está por ver cómo consigue incentivar al resto.

EN VÍDEO I El extraño baile viral de un grupo de estudiantes en época COVID: espalda con espalda, brazos entrelazados y mascarilla puesta

Más historias que te pueden interesar: