El relevo de la antorcha olímpica comienza con saludos y sonrisas, pero sin vítores, bajo la sombra de la pandemia

Kiyoshi Takenaka, Elaine Lies y Ju-min Park
·2  min de lectura
Foto del jueves del piloto Yoshihide Muroya durante el relevo de la antorcha olímpica en Minamisoma, Fukushima

Por Kiyoshi Takenaka, Elaine Lies y Ju-min Park

FUKUSHIMA/TOKIO, Japón, 25 mar (Reuters) - El relevo de la antorcha olímpica comenzó el jueves con saludos, sonrisas y serpentinas, pero sin vítores, poniendo en marcha una cuenta regresiva de cuatro meses para los aplazados Juegos de 2020 en Tokio, los primeros jamás organizados en medio de una pandemia mortal.

Las celebraciones, ya reducidas debido a las medidas del coronavirus, se vieron ensombrecidas por el lanzamiento por parte de Corea del Norte de dos misiles balísticos de corto alcance antes del inicio del relevo en Fukushima, un área muy afectada por el terremoto, el tsunami y el desastre nuclear de 2011.

"Durante el año pasado, mientras el mundo entero atravesaba un período difícil, la llama olímpica se mantuvo viva de manera silenciosa pero poderosa", dijo el presidente de Tokio 2020, Seiko Hashimoto, en una ceremonia de apertura cerrada a los espectadores.

"La pequeña llama no perdió la esperanza y, al igual que los capullos de los cerezos en flor que están listos para florecer, estaba esperando este día", agregó.

No se permitirá la entrada de espectadores extranjeros a los estadios y no está claro cuántos japoneses podrán asistir.

Los organizadores catalogaron el evento como los "Juegos Olímpicos de la Recuperación", un guiño al desastre así como a la pandemia, y entre los corredores del jueves hubo muchas personas que huyeron de sus hogares tras el desastre en la planta de energía Dai-ichi de Fukushima.

"Esta ciudad es donde nací y crecí, y nunca pensé que habría un relevo de la antorcha aquí", dijo Takumi Ito, de 31 años, en Futaba, una de las ciudades más afectadas por el desastre nuclear. "Todavía estamos en la pandemia de coronavirus, pero creo que es genial que podamos hacer el relevo".

Unos 10.000 corredores participarán en los cuatro meses que durará el relevo, que atravesará las 47 prefecturas de Japón.

(Reporte de Kiyoshi Takenaka, Akira Tomoshige y Chris Gallagher en Fukushima y Mari Saito, Ju-min Park, Antoni Slodkowski y Elaine Lies en Tokio; editado en español por Carlos Serrano)