El regreso de dos clásicos

Agencia EFE
·2  min de lectura

Madrid, 11 feb (EFE).- TD Systems Baskonia y Joventut están de regreso a la Copa del Rey, tras su ausencia en la edición del año pasado, dos clásicos de la competición que aspiran a un título que no conocen desde hace más de una década.

El último trofeo copero baskonista data de 2009, en Madrid y con Dusko Ivanovic como entrenador, mientras que los verdinegros ganaron la edición de 2008, en Vitoria y ante el entonces denominado Tau Cerámica.

El equipo vasco llega en forma, después de ganar 12 de sus últimos partidos ligueros y de haber pasado por encima del Real Madrid en la competición continental el pasado martes. Además, Ivanovic tiene a todos sus jugadores en disposición de jugar.

Los verdinegros parecen haber superado una mala racha con dos victorias antes de la Copa que cierran cuatro derrotas en los cinco partidos anteriores.

Carles Durán, entrenador del Joventut, parece que podrá contar con todos sus jugadores, después de que Albert Ventura, Xabier López-Aróstegui, Shawn Dawson y Simon Birgander se hayan recuperado.

Hasta en ocho ocasiones se han medido ambos equipos en la Copa con balance de 6-2 favorable a los vascos, pero las dos victorias verdinegras fueron claves, la ya mencionada en la final de 2008 y en los cuartos de final de hace dos años.

Esta temporada se han enfrentado en Badalona en Liga, el pasado 24 de octubre, con victoria del Joventut por 83-82 con un triple sobre la bocina de Ferran Bassas.

Otro dato interesante es que el Baskonia es el conjunto que más balones recupera (9,86 por partido), mientras que el Joventut es el segundo que más balones pierde (15,7).

La dirección de Pierria Henry y Luca Vildoza, el acierto de Rokas Giedraitis, la energía y polivalencia de Achille Polonara, la calidad de Alec Peters y la fuerza de Tonye Jekiri y Youssoupha Fall bajo los aros, conforman la columna vertebral de un Baskonia que es el vigente campeón de Liga, título conseguido en la 'burbuja' de Valencia.

En el Joventut serán claves, Ferran Bassas, Ante Tomic, López-Aróstegui, Pau Ribas y Vladimir Brodziansky, que deberán potenciar al máximo sus puntos fuertes para intentar neutralizar la, en teoría, mayor calidad de sus rivales.

(c) Agencia EFE