Reducen la sanción al campeón del mundo Coleman pero se pierde los JJOO

Gene Cherry
·2  min de lectura
Atletismo - Campeonato Mundial de Atletismo - Doha 2019 - Final de relevos 4x100 metros masculinos - Estadio Internacional Khalifa, Doha, Qatar - Christian Coleman, de Estados Unidos, antes de la carrera

Por Gene Cherry

16 abr (Reuters) - El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) redujo este viernes a 18 meses la sanción de dos años impuesta al campeón mundial de 100 metros lisos por infringir las normas antidopaje, aunque seguirá sin poder participar en los Juegos Olímpicos de Tokio.

La sanción contra Coleman, que debía cumplirse hasta el 13 de mayo de 2022, expirará ahora el 14 de noviembre, lo que significa que se perderá los Juegos de Tokio del 23 de julio al 8 de agosto, pero podrá volver a competir a tiempo para defender sus títulos mundiales en pista cubierta y al aire libre el año que viene.

El velocista había sido sancionado con una suspensión de dos años por un tribunal independiente de la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU) en octubre del año pasado.

Coleman recurrió la sanción en noviembre.

"La apelación de Christian Coleman fue parcialmente aceptada y cumplirá un período reducido de inhabilitación de 18 meses a partir del 14 de mayo de 2020", dijo el TAS el viernes en un comunicado.

El TAS dijo que su comité había determinado que Coleman cometió una infracción antidopaje, pero consideraba que su "grado de negligencia fue inferior al establecido en la decisión impugnada".

Coleman, que ganó el título mundial de 100 metros en los campeonatos del mundo de Doha 2019 en 9,76 segundos y había sido el gran favorito para el oro olímpico en Tokio, dijo que estaba decepcionado por perderse los Juegos de Verano.

"Aunque aprecio que los árbitros hayan considerado correctamente que soy un atleta limpio, obviamente estoy decepcionado porque me perderé los Juegos Olímpicos este verano", dijo Coleman en un comunicado a Reuters.

(Información de Steve Keating en Toronto, información adicional de Manasi Pathak en Bengaluru; editado por Peter Rutherford; traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)