El Red Bull de 2021 solo tendrá un 60% del RB16

Jonathan Noble
·2  min de lectura

Aunque hay una congelación de los chasis bastante estricta de cara al próximo año –como parte de las medidas de ahorro de costos introducidas en respuesta a la pandemia de coronavirus–, hay cierto margen para hacer mejoras.

Además de que las superficies aerodinámicas permanecen abiertas a los cambios, los equipos pueden usar dos tokens de desarrollo especiales para elegir las partes concretas del coche que quieren mejorar.

Las zonas más fundamentales utilizarán ambas fichas, mientras que las más pequeñas utilizarán solo una.

Max Verstappen ha admitido recientemente que había "debilidades" en el coche que serían abordadas para el próximo año, y el equipo ha insinuado una gran remodelación.

El jefe del equipo de Red Bull, Christian Horner, explicó que, aunque hay muchas partes que se mantendrán intactas, también se modificarán otras tantas.

"Yo diría que del RB16B... el 60% del coche será como el actual", explicó. "Como en todos los coches, hay una gran cantidad de transferencia de componentes para el próximo año".

También lee:

Red Bull confió en "datos sobre emociones" para reemplazar a Albon Análisis: Por qué Red Bull debe tratar igual a Pérez y a Verstappen Wolff: "Red Bull gana experiencia y velocidad con Sergio Pérez"

"Tenemos la base de un coche decente. Creo que sabemos dónde están sus debilidades respecto a nuestros oponentes, así que ahí es donde estamos enfocando nuestro desarrollo durante el invierno".

"Mercedes tendrá un paquete extremadamente potente el año que viene, no hay duda de ello. Pero tenemos que usar toda la información y herramientas y datos que tenemos para hacer el mejor trabajo que podamos".

Aunque el Red Bull de este año ha sufrido fallos aerodinámicos, Horner es optimista en que esas dificultades pueden resolverse incluso aunque los aspectos mecánicos del coche sigan igual.

"Creo que gran parte del chasis se mantiene igual, los elementos de la suspensión obviamente se mantienen iguales, y la caja de cambios también", dijo. "Básicamente la ropa que lleva será diferente, lo cual tiene que ver obviamente con las superficies aerodinámicas".

"Y, por supuesto, también entraremos en un mundo de límites presupuestarios el año que viene, así que la capacidad de desarrollo está mucho más reducida. Va a ser un nuevo desafío, un reto diferente el año que viene, pero creo que tenemos la base de un coche decente".

"Creo que puedes ver que el coche en general se ha acercado cada vez más a Mercedes en los últimos meses en particular. Eso ha sido muy motivador".