"Un antes y un después", el recuerdo de la primera final única sudamericana

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 9 nov (EFE).- La Conmebol festejó este lunes el primer aniversario de la primera final a partido único del fútbol suramericano, la que el 9 de noviembre de 2019 enfrentó en Asunción al Independiente del Valle ecuatoriano y el Colón argentino, por la Copa Sudamericana, que terminó con un 3-1 a favor del primero.

Más de 43.000 personas, con una mayoría de aficionados del Colón, se dieron cita en la Nueva Olla, el remozado estadio de Cerro Porteño, para asistir a lo que la Conmebol definió hoy como un "hecho histórico".

La máxima autoridad del fútbol sudamericano, presidida por el paraguayo Alejandro Domínguez, recalcó en un comunicado que el partido marcó además "un antes y un después" a nivel deportivo y organizativo.

De acuerdo con la Conmebol se trató de un acontecimiento que "además de provocar un crecimiento económico en Paraguay se convirtió en un evento deportivo referente a nivel global y demostró que el fútbol sudamericano es imparable cuando se trabaja en equipo".

Al respecto, la Conmebol calificó esa final como un "día mágico", que transcurrió en un ambiente de fiesta entre las dos hinchadas y tuvo como elemento sorpresa una copiosa tormenta que refrescó la alta temperatura que había en Asunción.

Una intensa lluvia que además provocó que el colegiado brasileño Raphael Claus decretara un receso de media hora hasta que remitiera la fuerte lluvia.

Para Independiente del Valle fue su primera Copa Sudamericana, y para Colón la primera final de su historia, en 114 años.

Los goles de Luis León, Jhon Sánchez y del colombiano Christian Dájome le permitieron al equipo ecuatoriano dirigido por el español Miguel Ángel Ramírez sumar ese primer título internacional a sus vitrinas.

Si bien Colón soñó con la remontada en los últimos minutos, después de que el central Emanuel Olivera recortase distancias con un cabezazo a la salida de un córner en el 89.

(c) Agencia EFE