Recuerda Fredy Bareiro la pesadilla que vivió con León

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 1 (EL UNIVERSAL).- Momentos de pesadilla pero también gratos recuerdos tiene Fredy Bareiro tras su paso con los Esmeraldas de León "no los cambiaría por nada", dijo el exfutbolista.

Bareiro señaló que uno de los momentos inolvidables fue la final que ganaron a los Dorados de Sinaloa en el torneo de Clausura 2008 que le permitió disputar el ascenso ante los Indios de Ciudad Juárez.

Y es que la directiva de los Panzas Verdes le debía varias semanas de pago y los aficionados cooperaron para darles dinero a los futbolistas.

"Estábamos atrasados en la quincena y la afición juntando monedas y billetes en alcancías y repartiendo luego a los jugadores, era la pasión que tenía, el cariño, era algo que tanto yo como mi familia no nos olvidamos de eso, esos gestos los valora mucho porque era gente trabajadora, que con trabajos tenía para su boleto y aún así nos apoyaba", indicó en entrevista para Cancha Política.

Sin embargo, a los pocos días la situación cambió. La final que perdieron ante los Indios y que les impidó ascender, provocó la ira de esa misma afición que una semana antes había hecho una colecta.

La molestia fue tal que los seguidores de León saltaron a la cancha y buscaron a los jugadores para agredirlos, una pesadilla para Fredy Bareiro.

"Fue una experiencia mala digamos, la verdad no fue buena porque en aquel partido estaba mi familia, nosotros pasamos mal, terminó el partido y la gente se mete a la cancha, nos lanzaron piedras, en mi carrera no he había tocado algo similar".

"Temí por mi familia que estaba en la tribuna, me daba miedo que supieran que eran familiares míos y que le hicieran algo, era lo que más tenía en mi cabeza, no tanto que fueran a entrar al vestidor a pegarnos".

"Estuvimos muchas horas en el vestidor, hasta que nos avisaron que y se habían ido, fue una experiencia incómoda pero no traumante".

Pese a ello, Bareiro aseguró que no le pasó por la mente dejar a León, de hecho, le gustaría regresar pronto a la Ciudad.

"Me gusta León, pasé momentos inolvidables y la verdad es que espero regresar pronto", sentenció.