Las claves del éxito de una pareja con amplia diferencia de edad: ¿importa el número?

Adriana Terán
·5  min de lectura

"Que yo tengo muchas vivencias // Y tu tienes tanta inocencia // No saben que nuestro secreto // Es tu juventud y mi experiencia. 40 y 20. 40 y 20. Es el amor lo que importa // Y no lo que diga la gente"

Con esos versos el mexicano José José retomaba los primeros lugares de éxitos en todo el continente a principios de los años 90. El tema compuesto por Roberto Livi generó tanta polémica como dividendos porque estuvo más de 17 semanas en los primeros cinco lugares de las listas de éxitos de su tiempo. Y es que el tema de la edad siempre ha desatado, como dicen los españoles, mucho morbo, pero a esta altura sorprende que la diferencia de edad siga siendo tema de conversación sustanciosa.

Tommy Mottola y Thalía en la gala del MET en 2019. (Photo by Charles Sykes/Invision/AP)
Tommy Mottola y Thalía en la gala del MET en 2019. (Photo by Charles Sykes/Invision/AP)

Tommy Mottola es 22 años mayor que Thalía; Chiquinquirá Delgado y Jorge Ramos tienen 15 años de diferencia; Adamari López es 12 años mayor que su pareja Toni Costa; Shakira le lleva 10 años a Gerard Piqué... ¡No son pocas las parejas de famosos que están en el grupo de los observados por la diferencia de edad! El célebre Gianluca Vacchi, de 53 años le lleva 28 años a su pareja Sharon Fonseca. George Clooney tiene 59 años y Amal, 43. Michael Douglas le lleva 25 años a Catherine Zeta Jones, y así, el tema de la edad siempre se incluye en la conversación colectiva.

Aunque son muchos los casos célebres de parejas con una importante diferencia de edad que parecen constituir relaciones sólidas, la cultura popular -no podemos negarlo- frecuentemente insiste en manifestar prejuicios al respecto.

Gianluca Vacchi y Sharon Fonseca (Photo by Daniele Venturelli/Getty Images)
Gianluca Vacchi y Sharon Fonseca (Photo by Daniele Venturelli/Getty Images)

Los más comunes quizás se refieren por una parte al interés sexual del mayor en la energía y vitalidad de la persona menor, y por otra, a intereses económicos en los que siempre el mayor es más solvente que el menor; pero recientemente se ha divulgado que en una relación con tanta diferencia de edad, el individuo mayor le puede robar juventud al menor, puesto que el segundo podría comenzar a comportarse como el mayor, adquirir muchos de sus hábitos y características.

En realidad, lo que puede ocurrir es que ambos en la pareja tendrían que ajustar las dinámicas personales en función del éxito en conjunto. 

Según explica la doctora Pepper Schwartz, sexóloga y profesora de sociología de la Universidad de Washington, para realmente reconocer si una relación con una amplia diferencia de edad podrá ser exitosa, los involucrados tendrían que hacerse varios planteamientos, como revisar si se sienten a gusto con las amistades de la pareja; si son conscientes de que al estar en distintas etapas de su vida hay exigencias de horarios distintos, por ejemplo, si uno de los dos ya está jubilado; o si están conscientes de que el más joven en algún momento restringirá sus intereses sociales o planes de viaje por las limitaciones que eventualmente se le presenten al mayor en la pareja.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

En esas preguntas se resumen algunas guías trazadas de lo que representa la convivencia a largo plazo, y sí, tal vez podrían interpretarse como que las características propias de cada etapa de la vida tendrían que asumirse o alternarse, pero no se han encontrado estudios que confirmen que el menor en la pareja tomará para sí comportamientos y hábitos del mayor, ni que esto sea necesariamente un dictamen de fracaso en el futuro de una relación.

Aunque una investigación realizada en la Universidad de Emory en Atlanta sobre la relación de factores económicos con el éxito del matrimonio indica que las posibilidades de fracaso en una pareja cuya diferencia de edad es mayor de 5 años van desde 18 hasta 95%, siendo este último el porcentaje que adjudican a una diferencia de edad de 20 años, para otros el éxito de una relación no está relacionado estrictamente con la edad.

Una extensa investigación realizada por la institución británica The Open University, que dio paso al libro “The Secrets of Enduring Love”, publicado en 2016, reveló que ni la edad, ni la frecuencia del sexo son determinantes en la felicidad de una pareja, pues lograron extraer lo que podría considerarse el secreto del éxito de las relaciones, analizando el comportamiento de 50 parejas.

Según concluye la investigación, aunque pueden existir diferencias inevitables en la relación por las experiencias vividas a lo largo del curso de la vida, las razones por las que permanecen unidos no están relacionadas en lo absoluto con temas etarios. 

"Independientemente de la edad, la clase o la sexualidad, las reflexiones sobre la naturaleza de sus valores, elecciones, sentimientos, acciones y personal, las parejas comprenden y explican sus relaciones a través de sus biografías".

Getty Creative
Getty Creative

Algunos de los hallazgos definieron lo que más se aprecia en una relación y cuáles son las claves para mantenerse unidos. Estas son el agradecimiento mutuo por el esfuerzo que se haga en mantener el hogar en funcionamiento; una buena comunicación, encabezada por la conversación para liberar estrés y mantenerse cerca; ser detallista brindando gestos sorpresa; reír juntos; compartir tanto las tareas del hogar como los valores; y decir “te quiero”.

En este sentido, la psicóloga y sexóloga Isabel Rovira coincide afirmando en un artículo de su autoría que realmente la edad como número no es tan importante como los valores, el contexto de crianza de cada miembro de la pareja, sus ideales, y aunque la edad sí pueda representar un elemento de riesgo para una relación, estos factores son totalmente independientes de ello.

De esta manera, no importa la diferencia de edad, ni asumir conductas de la pareja si existe un objetivo común sustentado en el respeto, la complicidad y las ganas de mantenerse unidos mostrando empatía, cediendo espacios con el único fin de construir un proyecto de vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Novias con chaqueta y pantalones: así son las bodas en tiempos de pandemia

Breadcrumbing, ghosting y benching: cómo salir de las relaciones tóxicas en la era digital

Cómo aliviar los síntomas de la menopausia (y los calorones que anuncian su llegada)

EN VIDEO: Soy mujer, no tengo pareja y la pandemia cambió mi vida