Se busca delantero goleador desesperadamente

Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images
Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images

El Real Madrid empató sorpresivamente en el Santiago Bernabéu y cerró así lo que parecía una semana impactante de la peor manera posible. Los merengues no lograron batir a un Unai Simón inspiradísimo, y además remataron en tres ocasiones a los postes, pero por más que inclinaron el campo a su favor, no fueron capaces de marcar un sólo gol al Athletic de Bilbao.

En tres de los partidos más complicados del año, Valencia, Real Madrid y FC Barcelona el equipo de Zinedine Zidane no ha conseguido marcar más que un gol. El heróico tanto de Karim Benzema en el minuto 95 tras ganar un córner en el aire Thibaut Courtois, ha sido la única ocasión que ha materializado el conjunto merengue en 270 minutos, lo que le ha condenado a pasar las navidades en la segunda posición de la tabla, dos puntos por debajo del Barça.

Zidane salió en rueda de prensa tras el partido y fue claro, a la pregunta de su se ficharía un delantero en invierno respondió con rotundidad: Absolutamente, no. El francés, siempre dispuesto a defender a los suyos, recordará que ante el Valencia hubo muchas ocasiones, que ante el Barça —como mínimo— hubo dos penaltis que se fueron al limbo, y que la mala suerte no podría haberse personificado de mejor manera que ante el Athletic de Bilbao, con esos remates francos a los palos de Toni Kroos, Nacho y Luka Jovic. Pero lo cierto que es que todas esas explicaciones esconden una verdad palmaria: Al Real Madrid le falta gol.

Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images
Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images

Karim Benzema lleva 12 goles goles en Liga, pero es que el siguiente máximo goleador merengue es su capitán, Sergio Ramos, con tres tantos. Entre medio, nada. Ni un sólo jugador que haga de escudero del francés en el frente de ataque, ni un sólo hombre de quien colgarse cuando las cosas no van bien dadas durante el partido.

Es cierto que la plantilla cuenta con elementos importantes de cara al gol que están fuera de juego por lesión en estos momentos. Marco Asensio, Eden Hazard, James Rodríguez e incluso Marcelo son armas ofensivas que el Real Madrid no puede utilizar en estos momentos por estar en la enfermería, pero ni su presencia en el campo aseguraría el gol de la victoria —todos ellos tienen gol pero ninguno es un consumado romperredes—, ni los que han ocupado sus lugares han demostrado ser capaces de ayudar a Benzema en la faceta goleadora.

Llegados a este punto, no estaría mal que Zidane y Florentino Pérez se sentaran a discutir qué se puede hacer a corto plazo para mitigar esa falta de gol. En la temporada 2010-11, con José Mourinho en el banquillo, el Real Madrid tiró de cartera para fichar Emmanuel Adebayor en invierno. El togolés no acabó escribiendo su nombre con letras de oro en la historia del club, pero dejó ocho goles en 22 ratos que jugó en la segunda parte del año, justo lo que se le debe pedir a un delantero bombero que salga desde el banquillo a cambiar el sino de los partidos.

Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images
Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images

Gonzalo Higuaín llegó en invierno del 2006 con 18 años y acabó siendo importantísimo esa temporada y marcando 100 goles con la camiseta blanca. Hasta los seis meses de Huntelaar en 2009 fueron interesantes desde un punto de vista goleador, pues también aportó 8 tanto en 20 apariciones.

A Zidane no le gustan los cambios en plena temporada, pero sería bueno que analizara que en su plantilla cuenta con dos jugadores de menos de 20 años (Rodrygo y Vinicius pasaron desapercibidos ante el cerrojazo del Athletic de Bilbao en el Bernabéu), otro de 21 que no se ha adaptado al club como debía, y otros dos con los que de plano no cuentan (Brahim y Mariano). Si a este le sumamos la parsimonia de Gareth Bale en el apartado goleador este año (no marca desde el 1 de septiembre, cuando anotó sus únicos dos goles del curso al Villarreal), es de cajón que el Real Madrid debe acudir al mercado en busca de un goleador.

Nunca es buen momento para acudir al mercado en invierno, pero ahora mismo en Europa hay jugadores que podrían llegar a cumplir con el perfil que necesita el Real Madrid. El Manchester United está dispuesto a hacer una locura por Erling Haaland, que lleva 28 goles en 22 partidos. El Chelsea también quiere aprovechar que le han levantado el castigo y tirar la casa por la ventana para contratar a Jadon Sancho (12 goles en lo que va de temporada).

Stuart MacFarlane/Arsenal FC via Getty Images
Stuart MacFarlane/Arsenal FC via Getty Images

Pero Pierre-Emerick Aubemayang, madridista confeso, parece también dispuesto a cambiar de aires (13 goles en 19 partidos con un Arsenal desilusionante), e incluso Edinson Cavani se ha puesto a tiro en las últimas semanas (acudiado por las lesiones, sólo lleva 3 goles en 11 encuentres este curso).

Todas serían opciones válidas para un equipo que se ha encontrado, que está haciendo un gran fútbol, pero que ha demostrado ya en más de una ocasión ser incapaz de traducir su bueno juego y sus oportunidades de cara a puerta en gol.

Es el momento de dar un paso al frente para la secretaría técnica. Es el momento de ser valiente y demostrar músculo en el mercado. La temporada pasada debería servir como acicate, pues tras un buen arranque, una tremenda sequía goleadora (tres partidos sin marcar, y dos goles en los siguientes dos partidos, saldados ambos con derrota) concluiría con un varapalo para el olvido en el Camp Nou y con Julen Lopetegui en la calle. No se hizo nada para paliar esa crisis en el mercado de invierno, más allá de atar a Brahim Díaz como jugador de futuro, y la temporada acabó de manera desastrosa.

Todavía están a tiempo de intentar que la historia no se repita este año.

Más historias que te puede interesar:

Zidane se consagra como gran estratega... y pronto llega Pep

Courtois se agiganta antes del Clásico

Benzema está tan bien que sólo le hace sombra Messi

Qué leer a continuación