Atleti es líder; el Madrid rompe mala racha; Barça se hunde

·6  min de lectura

MADRID (AP) — Atlético de Madrid hilvanó su séptima victoria y dormía el sábado como líder de La Liga española, en una jornada en que el Real Madrid rompió su mala racha pese a protagonizar episodios de angustia y el Barcelona siguió hundiéndose.

El francés Thomas Lemar y Marcos Llorente facturaron dianas de gran calidad, con las que los colchoneros acumularon 26 jornadas sin derrota, tras vencer 2-0 al Valladolid.

El Barça confirmó su mala forma en el torneo doméstico al quedarse en la séptima posición con 14 puntos, cada vez más alejado del Atlético, que suma 26. A primera hora, el campeón Real Madrid sacó una sufrida victoria 1-0 sobre el Sevilla en su primera prueba de una semana de mucho riesgo, para ser tercero con 20 y un duelo por jugar.

Atlético sigue como el único equipo sin derrota en la campaña. Cuenta con dos unidades más que la Real Sociedad, que juega este domingo, en la lucha por la cima.

En la próxima jornada, los dirigidos por Diego Simeone enfrentan al Real Madrid, último equipo en vencerlos en liga, por 1-0 el 1 de febrero en la jornada 22 del curso pasado.

Lemar acabó con un ayuno de goles que se remontaba al 20 de abril de 2019, al mandar a las redes un remate a segundo poste muy cerca de la línea final a los 56.

“Estoy muy feliz por el gol, pero primero por el equipo, porque hicimos un buen partido y tenemos que seguir así”, dijo Lemar.

Llorente ingresó de cambio para la segunda mitad y en una descolgada condujo el esférico desde mediocampo para definir magistralmente a su llegada al área a los 72.

El Atleti tuvo el regreso del ariete Luis Suárez, quien se perdió los últimos cuatro duelos de todas las competencias luego de resultar contagiado de COVID-19 durante su concentración con la selección uruguaya. Jugó 63 minutos antes de ser sustituido.

“Tras dos semanas largas sin jugar, estos minutos le vendrán muy bien”, confió el argentino Simeone.

Por octavo partido el Atleti no recibió goles, y extendió su gran marcha en una campaña en la que en ningún momento ha estado abajo en el marcador.

El resultado dejó al Villarreal penúltimo al quedarse con 10 puntos.

SUFRIDA VICTORIA DEL MADRID

El extremo brasileño Vinícius Júnior apareció para sacar al Real Madrid del atasco con un poco de fortuna. El campeón de España puso fin a una racha de tres jornadas sin victoria al dejar el campo del Sevilla con una sufrida victoria de 1-0, gracias a un autogol del arquero marroquí Yassine Bounou “Bono”.

El francés Ferland Mendy prodigó una diagonal desde la banda izquierda que apenas desvió con una barrida Vinícius, y el esférico pegó en el brazo de “Bono” antes de tomar la ruta hacia las redes a los 55 minutos.

“El gol es mío, claro. Yo lo rematé y el gol es de nosotros”, dijo Vinícius. “Es un gol muy importante para sacar nuestra confianza en un campo difícil contra un buen equipo”.

La victoria fue un tanque de oxígeno para el Madrid, que llegó bajo muchos cuestionamientos por la mala racha y por comprometer además su clasificación en la “Champions”, después de una nueva derrota ante el Shakhtar Donetsk a media semana.

El miércoles se juega su futuro en el torneo continental recibiendo al Borussia Mönchengladbach en el último duelo de la fase de grupos. Luego retomará La Liga el fin de semana ante el Atlético.

Los merengues suman 20 puntos para ascender a la tercera posición. El Sevilla —goleado 4-0 por el Chelsea a media semana en su duelo de Champions— se estancó en el quinto sitio con 16.

El arquero del Sevilla volvió después de perderse cuatro partidos en todas las competencias tras padecer COVID-19. A los 37 minutos salvó la caída de su portería con una gran reacción abajo, a un disparo del francés Karim Benzema.

Los locales estaban encima en el arranque del complemento, pero la falla de “Bono” en el gol fue un duro golpe en su ánimo. En los minutos finales volvieron a presionar y estuvieron cerca de igualar con disparos de fuera del área de Jesús Joaquín Fernández “Suso” y el serbio Nemanja Gudelj.

La victoria evitó que el estratega francés Zinedine Zidane ligara cuatro jornadas sin victoria por primera vez en su paso en el banquillo del Real Madrid.

BARCELONA, MUY DISTANTE

Los errores sentenciaron el nuevo traspié del Barcelona, que ahora está a 12 puntos de la primera posición.

Álvaro Negredo mandó a las redes el primer esférico que tocó, para que el Cádiz se impusiera 2-1 al Barcelona, que padeció su cuarto descalabro.

“Es un paso atrás gigante en nuestras posibilidades de luchar por La Liga. He terminado muy decepcionado, tengo que aceptarlo y hay que seguir, pero una distancia de 12 puntos con el Atlético, que es un equipo muy fuerte, es muchísima”, reconoció el entrenador del club catalán Ronald Koeman.

Negredo presionó a Jordi Alba, quien cedió el balón al francés Clement Lenglet en un saque de banda. Luego se quitó al arquero alemán Marc-André ter Stegen y definió con tranquilidad ante una desesperada barrida del holandés Frenkie de Jong a los 63.

El Cádiz había tomado la delantera luego de que Álvaro Giménez aprovechó otra falla. El zaguero Óscar Mingueza dirigió el balón a su propia puerta en un tiro de esquina y, aunque Ter Stegen apenas desvió en la línea, dejó el esférico a merced de que fuera mandado a las redes a los ocho.

Pedro Alcalá tuvo la mala fortuna de marcar en propio arco después de que Alba efectuó un disparo rasante que el zaguero apenas tocó para meterlo en su meta a los 57.

“Así es muy difícil”, dijo Sergio Busquets. “Nos han costado muchos puntos errores individuales, puntuales, y hoy en día en cualquier partido, sobre todo fuera de casa, que empiece ganando el rival es demasiada ventaja”.

Cádiz mantuvo su gran paso al ser quinto con 18 unidades. Con este resultado, el conjunto que volvió a primera división para este torneo suma su segunda victoria sobre otro de los equipos más importantes de España, después de vencer en la sexta jornada 1-0 al Real Madrid. Es el primer ascendido en lograr esta hazaña desde el Betis de 2001-2002.

El arquero Jeremías Ledesma fue clave en la victoria al apagar varias acciones de gol, como un disparo rasante del danés Martin Braithwaite a los 16. Nueve minutos después desvió un tiro libre del estelar Lionel Messi. En la recta final contuvo un disparo franco del bosnio Miralem Pjanic dentro del área a los 85 y tres minutos después un remate del francés Antoine Griezmann al que le metió el pecho para rechazarlo.

Negredo ingresó de cambio a los 62 y un minuto después tuvo la recompensa al hacer presión para recuperar el esférico en el saque de banda, el cual terminó anidando en las redes.

Éste fue el sexto partido en el que el Barça se ve en desventaja en el curso, apenas ha salvado dos empates de estos encuentros.

En un resultado más temprano, el Levante goleó en casa 3-0 al Getafe.