Real Madrid, Manchester City y Chelsea podrían ser expulsados de esta Champions

Gabriel Casazza
·2  min de lectura

La generación de la Superliga Europea desató el caos absoluto en el viejo continente. Sucede que 12 equipos realmente importantes se pusieron de acuerdo para confirmar el certamen continental que venía amenazando desde hace tiempo y lo hicieron a espaldas de FIFA, UEFA y otros organismos, que no demoraron en estallar de furia.

Sin ir más lejos, estas organizaciones ya expusieron distintos tipos de advertencias. Una de ellas tiene que ver con la amenaza de que los equipos participantes de la Superliga Europea no puedan formar parte de ninguna otra competencia. Y la otra, no menos importante, pasa por el impedimento de que los jugadores de esos clubes representen a sus seleccionados.

 

Pero claro, esto recién empieza. El tironeo fue, es y seguirá existiendo. Y en las próximas horas habrá reuniones importantes con el objetivo de solucionar estas diferencias o darle forma a lo que salió a la luz, sacudiendo absolutamente todo. Pero claro, en los entes oficiales tienen un as bajo la manga y pasa por la presente edición de la UEFA Champions League.

La 'Orejona' es un trofeo que históricamente todos quisieron ganar y en la temporada 2020/2021 no hay excepciones. En ese contexto, Paris Saint-Germain, Real Madrid, Manchester City y Chelsea se transformaron en los semifinalistas. Pero solamente el primero de los mencionados no adhirió ni formó parte de la creación de la Superliga Europea.

¿Y esto qué tiene que ver? Es que las autoridades de FIFA y UEFA tienen planeado amenazar a Real Madrid, Manchester City y Chelsea con expulsarlos de esta misma Champions League. Y, si esto sucede, podrían darse dos caminos: coronar automáticamente a Paris Saint-Germain como campeón o buscar tres reemplazantes.

En medio de ese panorama, otra idea es citar a tres conjuntos que quedaron eliminados en la instancia de cuartos de final, según indicaron los principales medios de comunicación europeos como el alemán 'Bild'. Estos equipos serían Bayern Munich, Porto y Borussia Dortmund, que tampoco formaron parte de la Superliga Europea.