El termómetro de la 21ª jornada

Agencia EFE
EFE

Madrid, 26 ene (EFE).- Termómetro de la vigésima primera jornada de LaLiga Santander:

-- SUBEN

- Maxi Gómez: se levantó con fuerza tras fallar un penalti y exhibió fortaleza mental para insistir hasta encontrar el premio más deseado. Acabó siendo el gran protagonista de un triunfo con el que el Valencia recupera crédito, autor de los dos goles de su equipo para tumbar al Barcelona en Mestalla y dejarle sin liderato. Explota en el Valencia su mejor versión desde su llegada al fútbol español.

- Nacho Fernández: recuperó su valor como 'comodín' defensivo de Zinedine Zidane cubriendo la ausencia por sanción de Dani Carvajal en el lateral derecho, cumpliendo en las labores defensivas y marcando un gol decisivo que convierte al Real Madrid en líder de la Liga. Nacho vive su temporada más difícil, la que menos minutos recibe de Zidane y aún así le dedicó el tanto. Un gesto que muestra la unidad de un equipo lanzado.

- Fer Niño: la venta de Toko Ekambi de Villarreal provocó que el sueño de un canterano se cumpliese. Niño pasó de jugar en Tercera división con el Villarreal C a debutar con el primer equipo en Copa del Rey y repetir en Liga con solo 19 años. Javier Calleja le dio los dos últimos minutos del partido en Vitoria ante el Alavés y el primer balón que tocó lo mandó a la red. Lanzó un desmarque con velocidad y soltó un disparo imparable desde la frontal que dio el triunfo a su equipo para dejarle a puertas de puestos europeos.

- Ángel Rodríguez: asumió la responsabilidad de lanzar un penalti en el último minuto y no perdonó. Ángel colocó al Getafe en posición de Liga de Campeones, le dio su segundo triunfo consecutivo con polémica, gracias a una mano señalada desde el VAR y con todos los jugadores del Real Betis pidiendo la misma acción previa en el otro área del delantero. Nada le afectó en su lanzamiento y hace soñar a la afición azulona.

-- BAJAN

- Aficionados racistas y violencia: la retirada del terreno de juego de Iñaki Williams dejó gritos racistas desde la grada del RCDE Stadium. Al ser sustituido salió por la zona del campo que le obligaba a dar la vuelta hasta el vestuario. En su camino escuchó de todo y lo reprochó con dolor a la grada. En Barcelona y en Valencia, los prolegómenos del partido dejaron imágenes que nadie quiere en el fútbol español. Enfrentamientos callejeros entre ultras que arramplaron con todo lo que encontraron en minutos de violencia.

- Quique Setién: el Barcelona no ha mejorado en nada respecto al que dejó Ernesto Valverde y ha rebajado su pegada. Mucha posesión improductiva con Setién, los mismos problemas defensivos sin balón y el resultado en función de la inspiración de Leo Messi. Los cambios que intenta introducir el nuevo técnico no se interpretan en el terreno de juego como desea y el tiempo no para. Tras los triunfos con apuros ante Granada y un Segunda B como la UD Ibiza en Copa del Rey, llegó en Mestalla la primera derrota que le baja del liderato con el que cogió al equipo.

- Atlético de Madrid: vive una crisis de identidad en la peor época desde la llegada del 'Cholo' Simeone. Su semana negra la cerró con un empate sin goles ante el Leganés en el Wanda Metropolitano. Cuatro partidos sin vencer, tres derrotas consecutivas. Fuera de la Copa del Rey y con la Liga imposible. El Atlético de Madrid protagoniza un desplome inesperado con todos sus jugadores muy lejos del nivel que deben dar en los terrenos de juego.

- Pione Sisto: no ocultó su enfado cuando vio que era el primer cambio de Óscar García Junyent. Sus gestos no gustaron nada al entrenador del Celta, que en el mismo banquillo se lo reprochó. "Cuando un jugador es sustituido a nadie le gusta, pero no tiene que mostrarlo a todo el mundo, y menos él, que hace dos meses todos sabemos donde estaba", recordó posteriormente en rueda de prensa. El gesto tendrá consecuencias para un jugador que fue de lo poco destacado de su equipo en el partido.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación