El Real Madrid hunde al Barcelona con la ayuda de un penalti de Ramos

·3  min de lectura

BARCELONA, 24 oct (Reuters) - El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, volvió a demostrar el sábado que es el hombre ideal para las grandes ocasiones, al transformar un discutido penalti que contribuyó a la victoria de su equipo por 3 a 1 sobre su eterno rival, el Barcelona, en un Camp Nou vacío.

En su cuadragésima quinta aparición en un Clásico, Ramos anotó el penalti tras caer en el área tras un agarrón de camiseta de Clément Lenglet durante un córner, según la revisión del VAR.

El defensa mostró su habitual calma para marcar desde el punto de penalti en el minuto 63 y restablecer la ventaja para su equipo después de que Federico Valverde abriera el marcador para el Madrid en el minuto 5 y el delantero de 17 años del Barca, Ansu Fati, empatase menos de tres minutos después.

El Barça se quedó sin fuerzas en la segunda parte y el Madrid desperdició dos grandes ocasiones de sentenciar el partido tras el penalti de Ramos, antes de que el suplente Luka Modrić sellara finalmente la victoria con un gol en el tiempo de descuento.

La victoria dejó al Madrid, vigente campeón de La Liga, en la cima de la clasificación con 13 puntos en seis partidos, mientras que el Barça, que solo ha ganado un punto en sus tres últimos encuentros por el torneo local, está en el décimo lugar con siete puntos en cinco actuaciones.

"Me alegro por los jugadores, vi tras el gol de Modrić a todos como una piña y me alegro porque son ellos los que pelean en el campo. Tenemos que estar contentos por lo de hoy", dijo tras el partido Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid.

La victoria supuso un gran impulso para el equipo de Zinedine Zidane, que llegó al encuentro en una difícil situación tras las derrotas consecutivas en casa ante el ascendido Cádiz y ante el Shakhtar Donetsk en la Liga de Campeones.

"Cuando más difíciles están las cosas es cuando más unidos tenemos que estar. No hemos venido a ver qué pasaba", sostuvo por su parte Ramos.

El técnico del Barça, Ronald Koeman, dejó en el banquillo al delantero Antoine Griezmann por segundo partido consecutivo, pero tardó en acudir a sus reservas y no hizo ningún cambio hasta que recurrió al francés y a Francisco Trincão a nueve minutos del final.

EL ATLÉTICO SE PONE SEGUNDO

Más tarde, el Atlético Madrid del argentino Diego Simeone derrotó como local por 2 a 0 al Real Betis de Manuel Pellegrini, con goles de Marcos Llorente y del uruguayo Luis Suárez, situándose segundo en la tabla con 11 puntos en cinco partidos.

En el partido disputado en Madrid, Llorente adelantó al Atlético al inicio del segundo tiempo, al penetrar en el área desde la izquierda para definir casi sin ángulo al primer palo de la portería defendida por el chileno Claudio Bravo.

El Betis jugó bien la primera mitad y dominó el balón. Sin embargo, los colchoneros se hicieron con el control del partido después de que Simeone reemplazó a Lucas Torreira y Thomas Lemar por Yannick Carrasco y Héctor Herrera en el segundo tiempo, lo que dio a su equipo más velocidad en el mediocampo.

Los visitantes quedaron con 10 hombres a 20 minutos del final debido a la expulsión de Martín Montoya por una falta contra Carrasco. El árbitro había sancionado con amarilla al defensa, pero luego revisó la jugada en el VAR y cambió su decisión a expulsión directa.

Suárez anotó en el tiempo de descuento tras una combinación con el lateral izquierdo Renán Lodi, dándole a su equipo una victoria que sirvió para sanar las heridas dejadas por la goleada por 4 a 0 que le propinó el miércoles el Bayern de Múnich en la Liga de Campeones.

(Reporte de Richard Martin; Editado en español por Javier López de Lérida y Ricardo Figueroa)