El Real Madrid y Benzema insisten

Agencia EFE
·3  min de lectura

Madrid, 20 mar (EFE).- El Real Madrid, liderado de nuevo por el francés Karim Benzema, sacó adelante la siempre complicada visita al Celta en Balaídos (1-3) para mantener la presión sobre el Atlético de Madrid y el Barcelona, obligados a no pinchar este domingo ante Alavés y Real Sociedad.

Encara el equipo de Zinedine Zidane el tramo final de la campaña con opciones y no las quiere perder. La segunda victoria liguera seguida le sitúa provisionalmente segundo a tan solo tres puntos del líder Atlético y con uno más que el conjunto barcelonista.

Lo confirmó sobre todo en la primera media hora, en la que brilló a gran altura. De nuevo magníficos el alemán Toni Kroos y el croata Luka Modric en la construcción, con la aportación imprescindible del despliegue del uruguayo Fede Valverde y, cómo no, la inspiración de Benzema.

Dos asistencias de Kroos y dos dianas del francés (m.20 y 30), que enlazó su sexto partido seguido marcando -incluido el de Champions ante el Atalanta-. Partido encarrillado, aunque no terminado, como se encargó de demostrar el equipo del argentino Eduardo 'Chacho' Coudet.

Un gran error defensivo en un lanzamiento de falta, aprovechado perfectamente por Santi Mina (m.40) alimentó las esperanzas del Celta, que en el segundo periodo rozó el empate. No remató el Real Madrid el encuentro y el conjunto gallego tuvo sus opciones. Para fortuna de los de Zidane, el belga Thibaut Courtois y Casemiro, en un balón que acabó en el palo, impidieron que Iago Aspas firmara las tablas. Marco Asensio dio la puntilla a pase, cómo no, de Benzema, en la última jugada.

El Sevilla no pudo sumar su tercer triunfo liguero, pero al menos salvó un punto en Valladolid (1-1) con un milagroso gol del portero marroquí Yassine Bono (m.94), que evitó la derrota al resolver una acción embarullada en el área del conjunto pucelano, cuyo buen encuentro no encontró la recompensa de un triunfo necesario en su lucha por alejarse del descenso.

Una pena máxima del neerlandés Karim Rekik sobre el israelí Shon Weissman -decretada tras visionar el árbitro el video-, materializada por el chileno Fabian Orellana justo antes del descanso parecía que iba a decantar un encuentro en el que el equipo de Sergio González había controlado bien a un Sevilla sin fluidez ni inspiración.

Agotó todos sus cartuchos Julen Lopetegui. Parecía que no iba a impedir la derrota, pero de la forma más inesperada, en la última jugada, su guardameta, Bono, salvó un punto con el primer gol de su carrera y castigó a un Valladolid que se queda con cuatro puntos de margen.

Athletic y Eibar igualaron a un tanto en San Mamés en el primer encuentro de la sesión del sábado, resultado que sabe a poco a ambos equipos, por cuanto el Athletic, ya cien por cien pendiente de las dos finales coperas que tiene por delante las próximas semanas, se aleja de Europa por la vía liguera y el Eibar continúa en descenso.

Yuri Berchiche abrió el duelo vasco con un buen gol de volea (m.7) y respondió rápido Kike García (m.17). Luego resistió el equipo de José Luis Mendilíbar, para el que el punto le otorga también algo de refuerzo anímico aunque acumule once partidos sin ganar. Además, cuando la competición regrese tras el parón por los partidos de selecciones tendrá que visitar al Real Madrid.

Tampoco pudo ganar el colista Huesca, que igualó a cero ante Osasuna, al que las tablas sí que le valen para seguir con un margen importante de siete puntos respecto a la zona roja.

Una vez más el equipo altoaragonés volvió a competir, a generar ocasiones, pero de nuevo le faltó el acierto mínimo imprescindible para quedarse con el partido. No obstante, el cuadro de José Rojo 'Pacheta' está muy vivo, de momento a tres puntos de la salvación que marca el Elche, que visitará este domingo al Getafe.

José Antonio Pascual

(c) Agencia EFE