Rayos y Gallos sacan inservible igualada

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 17 (EL UNIVERSAL).- El Necaxa no encontró el gol y quedó prácticamente eliminado del Guardianes 2021. Rodrigo Aguirre falló un penalti que pudo haber significado vida para los Rayos.

El empate sin goles con el Querétaro, dejó a los hidrocálidos con 11 puntos, al fondo de la tabla, con seis unidades por disputar. Restan dos fechas por jugar en la fase regular y los rojiblancos están a cinco de la zona de reclasificación, a falta de que se realice el resto de los compromisos de este fin de semana, por lo que el repechaje parece imposible de alcanzar.

Para los Gallos Blancos, la igualada resulta inservible, ya que tres clubes pueden rebasarlo en la clasificación y con eso queda fuera de la zona del repechaje.

Fue un duelo de mucho roce en el estadio Victoria, con claro dominio para los locales, que tuvieron su oportunidad desde la pena máxima, pero Aguirre condenó al Necaxa.