Ravens-Steelers, pospuesto por 2da vez; ahora al martes

DAVID GINSBURG
·2  min de lectura
Lamar Jackson, quarterback de los Ravens de Baltimore, acarrea el balón en el partido del domingo 22 de noviembre ante los Titans de Tennessee (AP Foto/Gail Burton)

Lamar Jackson, el Jugador Más Valioso de la campaña anterior en la NFL, guarda cuarentena en medio de un brote de COVID-19 que ha diezmado a los Ravens de Baltimore. En estas condiciones, el equipo está ahora menos concentrado en salir de una mala racha y más preocupado simplemente por recuperarse y volver a las prácticas.

Más de una docena de jugadores de los Ravens se encuentran en la lista de COVID-19, y las instalaciones de entrenamiento del equipo están cerradas a fin de impedir una mayor propagación del virus. Jackson dio positivo esta semana y no jugará frente a los invictos Steelers de Pittsburgh el martes.

Ese partido estaba programado para el jueves, Día de Acción de Gracias, y se pospuso originalmente al domingo, antes que los nuevos casos de coronavirus hicieran necesaria un nuevo aplazamiento.

Ahora, se espera que el encuentro se lleve a cabo a las 8 de la noche (0100 GMT) y que se transmita en directo por NBC.

Ante la nueva posposición, el partido de Baltimore frente a Dallas, pautado inicialmente para el jueves 3 de diciembre, se llevará a cabo el lunes 7 a las 5 de la tarde (2200 GMT), y será difundido por FOX/NFL Net/Amazon.

La NFL ha ordenado también que las instalaciones de todos los equipos, salvo los que jueguen el lunes o martes, sean cerradas esos días. Los Eagles y los Seahawks se enfrentan el lunes por la noche, mientras que los Ravens y los Steelers juegan el martes.

“Agradecemos los esfuerzos de la NFL y de los Steelers de Pittsburgh durante este proceso, mientras todos trabajamos para crear un ambiente que preserve la salud y la seguridad de todos los involucrados al frente de cada decisión”, dijo John Harbaugh, entrenador en jefe de los Ravens. “Nuestra organización ha implementado un plan, y estamos preparados para enfrentar a los Steelers. Queremos agradecer a todos por su adaptabilidad, y estamos ansiosos por enfrentar el reto ante un equipo muy bueno de fútbol (americano), el martes por la noche, en el Heinz Field”.

Baltimore (6-4) estará definitivamente disminuido ante Pittsburgh (10-0).

Jackson, el fullback Patrick Ricard, el tackle defensivo Justin Madbuike y el centro largo Morgan Cox fueron añadidos el lunes a la lista de COVID-19. Se unieron al quarterback Trace McSorley, a los corredores Mark Ingram y J.K. Dobbins, a los integrantes de la línea defensiva Calais Campbell, Brandon Williams y Jihad Ward, al linebacker Pernell McPhee y a los centros Patrick Mekari y Matt Skura.

Hace un año, los Ravens finalizaron con la mejor foja de la NFL en la campaña regular, gracias al desempeño de Jackson, quien lanzó 36 pases de anotación y estableció un récord de yardas por tierra para un quarterback en una campaña. Ahora, Jackson es parte del brote en un equipo que no ha podido controlar el coronavirus en medio de una temporada que se realiza en plena pandemia.