“El Ranchero” Ramírez, el hombre por seguir tras el suceso de “Canelo” Álvarez

·3  min de lectura
José "El Ranchero" Ramírez, campeón mundial welter junior CMB y OMB y protagonista central del combate por todos los cinturones de los 63,5 kilos que afrontará ante el escocés Josh Taylor.
José "El Ranchero" Ramírez, campeón mundial welter junior CMB y OMB y protagonista central del combate por todos los cinturones de los 63,5 kilos que afrontará ante el escocés Josh Taylor.

Nunca resultó fácil alimentar el interés para los lectores de una página de boxeo tras un gran suceso internacional como el vivido el sábado último en Dallas, Texas, cuando 73.126 espectadores decidieron regresar con firmeza y euforia a una gran competencia, desafiando en modo festivo y responsable a todo lo preexistente: los protocolos de Covid-19, la angustia generalizada y el deseo de convertir al favorito en héroe.

Todo esto facilitó después de mucho tiempo –entiéndase casi una década– que la industria pugilística y sus puristas pudiesen transformar a un atleta resistido como el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez en el mejor boxeador del momento. Es decir: el Nº 1, gramo por gramo, libra por libra. Una conexión que finalmente estalló, tras una larga espera, en la sumatoria de dos factores que los fanáticos necesitaban de “Canelo”: una pelea sabia resuelta por demolición ante el inglés Billy Joe Sanders y un cambio rotundo en su manera de ser. Algo que comenzó a gestar favorablemente desde su “divorcio deportivo” con Oscar De La Hoya, con una exposición mucho más simple y humilde con la gente, que en algún momento lo rechazó en modo tajante.

Toto Wolff y la batalla de la Fórmula 1: “Quince muchachos y una fábrica vacía no es suficiente para Red Bull”

El gran interrogante que deja esta pomposa consagración está dado en quién tomará la posta de personajes valiosos y atractivos -a partir de hoy- en el mundillo pugilístico. Y ese guante, lo recoge, un joven totalmente distinto a “Canelo”. Un ranchero californiano, luchador de los derechos de los campesinos y del curso del agua de los deshielos de los valles de Los Ángeles: José Carlos Ramírez, campeón mundial welter junior CMB y OMB, ganador de sus 26 peleas (17 KO) y protagonista central del combate por todos los cinturones de los 63,5 kilos que afrontará ante el escocés Josh Taylor, titular FIB y AMB, el 22 de mayo próximo en Las Vegas, con televisación de Space.

El afiche que promociona la pelea entre José Carlos "el Ranchero" Ramírez y el inglés Josh Taylor, prevista para el 22 de mayo próximo en Las Vegas
El afiche que promociona la pelea entre José Carlos "el Ranchero" Ramírez y el inglés Josh Taylor, prevista para el 22 de mayo próximo en Las Vegas


El afiche que promociona la pelea entre José Carlos "el Ranchero" Ramírez y el inglés Josh Taylor, prevista para el 22 de mayo próximo en Las Vegas

Ramírez, de 28 años, trata de cautivar a sus seguidores con aristas totalmente opuestas a las que “Canelo” ostentó sin mayor eco durante el último lustro. “El Ranchero” Ramírez transmite las bendiciones de la naturaleza en los suelos fértiles, que tanto él como su gente cultivaron por mucho tiempo. No habla de los millones a ganar en sus próximas bolsas y se mantiene ajeno a las proclamas materiales de Floyd Mayweather. Destaca el aroma y el picor del “chile habanero” cosechado con sus propias manos y el avance de los viñedos de su pago: El Avenal, para competir con las mejores cepas francesas.

Es argentino, vivió en la calle y ahora hace mucho dinero como coleccionista número 1 de figuritas de Messi

Éste es Ramírez, que pregona permanentemente que los dólares repentinos desubican a todo aquel que, como él, supo ganar el sustento diario con esfuerzo, sudor y honestidad. Y pese a haber embolsado, ya, su “primer millón”, no duda en tomar un rastrillo o una horquilla para protestar ante quién sea por los desvíos del agua en el negociado de los riachos de California.

Pelea como habla. Va hacia adelante y no sabe retroceder. Dirigido por Robert García, el ex entrenador del santafecino Marcos “Chino” Maidana buscará su gran noche. Le restan siete días para sacar del camino a Taylor sin ser un favorito excluyente. Sin embargo, El Ranchero Ramírez se convierte en una opción interesante para el público y para este negocio. Es un socio del silencio y la simpleza que, por decantación y buenas actuaciones (de a poco), comienza a provocar lo que nunca quiso: promoción y algo de ruido.