Rafael Nadal-Stefanos Tsitsipas, Masters de Londres: el español ganó, pero se quedó afuera de las semifinales

LA NACION
lanacion.com

A los 33 años, el español Rafael Nadal ya sabe que será el tenista más veterano en finalizar la temporada como número 1 del ranking ATP. Sin embargo, el Masters continúa siendo su kryptonita. Nunca se ha consagrado campeón del torneo al que llegan los 8 mejores, pese a que se clasificó para jugarlo durante 15 años consecutivos. Tuvo que renunciar en seis ocasiones por culpa de lesiones y alcanzó la final en dos oportunidades, la última en 2013. Pero no hay caso. Esta vez no jugará ni las semifinales, siquiera cuando enlazó dos éxitos épicos en 48 horas, porque terminó dependiendo de otro resultado que no llegó. Entonces, hoy, los duelos por un lugar en la final serán entre el griego Stefanos Tsitsipas, su derrotado de ayer, y el suizo Roger Federer, a las 11 (hora argentina), y el austríaco Domic Thiem y el alemán Alexander Zverev, a las 17.

En el primer turno, Nadal reeditó otra gran remontada, como había sucedido dos días antes frente al ruso Daniil Medvedev (4º), pero la nueva conquista en tres sets no le alcanzó. Superó al ya clasificado Tsitsipas (6º) por 6-7 (4-7), 6-4 y 7-5, en dos horas y 52 minutos, y su futuro en el certamen quedó en manos de... Medvedev, al que había eliminado el día anterior en ese tipo de partidos de los que "ganas uno de 1000", como lo describió luego de vencerlo en dos horas y 56 minutos por 6-7 (3), 6-3 y 7-6 (7-4), tras estar 1-5 en el set decisivo y salvar, además, un match point. Pero el nativo de Moscú no pudo en la noche británica con el juego avasallante de Zverev (7º), el defensor del título. Le dio batalla el ruso, pero el alemán no le dio margen a la ilusión ni a él ni a Nadal, se impuso por 6-4 y 7-6 (7-4) y se quedó con el segundo cupo a las semifinales por el Grupo Andre Agassi.

En un triple empate (con dos victorias y una derrota) entre Tsitsipas, Zverev y Nadal, el español quedó eliminado por tener el peor balance de juegos (4 sets ganados y 4 perdidos, contra 5-2 del griego y 4-2 del alemán).

"Estoy muy feliz. Honestamente, después de todas las cosas que me han pasado en mi carrera a nivel de lesiones, nunca pensé que con 33 años y medio pudiera tener otra vez este trofeo en mis manos. Es algo realmente muy emocionante para mí. Mucho trabajo a la sombra para estar donde estoy hoy", declaró Nadal luego de recibir la copa al mejor de la temporada después de derrotar a Tsitsipas. Era la mitad llena del vaso. La formalidad, porque la caída de Novak Djokovic el día anterior ante Federer le había garantizado el liderazgo al mallorquín, pareció un presagio de que ya no volvería a la cancha hasta 2020 para competir en forma individual. Sí, lo hará desde pasado mañana en su tierra, integrando el equipo de España en la etapa final de la Copa Davis, que estrena formato en la superficie dura de la Caja de Madrid.

Campeón de 19 torneos de Grand Slam y 15 veces número 1 al cierre de la temporada, el Masters se mantiene como una asignatura pendiente en la carrera fantástica de uno de los gigantes de la historia de este deporte.

Qué leer a continuación