Racing estuvo cerca, pero igualó 0 a 0 con San Pablo en un buen partido

Pablo Lisotto
·4  min de lectura
Racing y Santos juegan en Avellaneda
jose brusco

Racing y San Pablo no se sacaron ventajas en Avellaneda. En un buen partido igualaron 0 a 0, por la tercera fecha del Grupo E de la Copa Libertadores,

Hubo una buena tarea de la Academia, que salió a jugar contra el tricampeón de América con la pesada carga de saber que el ciclo Pizzi camina por la cornisa, y que cada tropiezo retumba con más fuerza que en cualquier otro contexto. Así las cosas, un triunfo local no solo hubiera descomprimido este presente inestable, sino que le hubiera permitido al equipo treparse a lo más alto del Grupo E, y a la vez dar un paso gigantesco a los octavos de final. No sucedió.

El primer tiempo tuvo un trámite bueno. Intenso. Con dos equipos que demostraron ganas de ganar, aún arriesgando por demás en la última línea. Pero también demasiado hablado. De los bancos de unos y otros le reclamaron cada acción dividida al árbitro Maza.

A los 7 lo tuvo San Pablo. Después del desborde de Reinaldo, su centro atrás y el toque de Luciano, el que dijo presente es el que siempre está: Gabriel Arias. El arquero local, con notables reflejos, evitó con un manotazo la caída de su valla.

Racing iguala con San Pablo 0 a 0 en Avellaneda
Fernando Perez Re /Pool Argra


Racing iguala con San Pablo 0 a 0 en Avellaneda (Fernando Perez Re /Pool Argra/)

A los 15 se produjo una jugada inexplicable. Porque Racing tuvo la apertura del marcador. No una, sino dos veces en una misma acción. Pero el azar no jugó a su favor. El centro largo de Lovera fue capturado por Maggi en el segundo palo. El nuevo envío aéreo fue cabeceado del otro lado por Novillo. La pelota dio en el travesaño y fue otra vez hacia Maggi, que le pifió. Pero el balón siguió boyando en el área chica. Y entonces, Sigali remató y la pelota dio en el travesaño, picó en la línea y se alejó. Increíble, pero real.

Si bien no se destacó, Dani Alves impuso su jerarquía. Primero a los 40 del primer tiempo. En un tiro libre recto al arco racinguista, el crack brasileño tomó dos pasos de carrera, y desde 25 metros hizo sacudir el travesaño de Arias. Ya en el complemento, a los 10 metió un estiletazo al corazón del área que Luciano desaprovechó. Aunque a los 15 se fue muy fastidiado, con una molestia en la zona posterior de sus isquitibiales. A los 37 años, el ritmo frenético del fútbol brasileño y los viajes coperos le pasaron factura.

En el segundo tiempo, las quejas, los reclamos y la pierna fuerte le ganaron la pulseada al fútbol en los primeros minutos. Aún en un terreno mucho más combativo, Racing siguió mostrando una buena sintonía como equipo. Con triangulaciones y desmarques interesantes, pero con una carencia importante de ideas de tres cuartos de cancha hacia adelante. Y aunque eso lo mejoró Pizzi con el ingreso de Cvitanich, lo concreto es que se repartieron los puntos.

Novillo cabecea. la pelota dará en el travesaño y quedará boyando en el área de San Pablo. Sigali también rematará al travesaño. Fue una jugada increíble, que no terminó en gol de Sigali de milagro.
Pool Argra


Novillo cabecea. la pelota dará en el travesaño y quedará boyando en el área de San Pablo. Sigali también rematará al travesaño. Fue una jugada increíble, que no terminó en gol de Sigali de milagro. (Pool Argra /)

En los últimos 20 el encuentro volvió al muy buen ritmo del comienzo. De un área a otra, unos y otros buscaron el triunfo. A los 28 se dio la mejor jugada de Racing en todo el partido. Miranda jugó con Cvitanich por derecha. El experimentado delantero envió un centro con rosca hacia afuera y Mena, de pecho, la empujó a la red. Golazo. Pero el juez sancionó offside y el tanto no fue convalidado. San Pablo no se quedó atrás y también armó buenas jugadas colectivas, pero le costó mucho más llegar a Arias.

Se jugó tan al límite que desde temprano se sabía que no terminarían los 22. Y el que vio la tarjeta roja fue William, que a los 35 del complemento fue a disputar con ímpetu una pelota en el medio de la cancha. Pero, involuntariamente y con su nalga izquierda, le pegó en el rostro a Cvitanich. Fue una expulsión insólita.

Con este resultado, la Academia se mantiene en la segunda posición del grupo E con 5 unidades, dospor debajo del líder San Pablo y cuatro más que Rentistas. Sporting Cristal cierra sin puntos.

La próxima semana, Racing visitará al conjunto peruano en Lima, mientras que San Pablo volverá a jugar lejos de Brasil y enfrentará en Uruguay a Rentistas, en una jornada en la que pueden sentenciarse los clasificados de esta zona a los octavos de final.

En el medio, la Academia definirá sus chances de avanzar a los cuartos de final de la Copa de la Liga cuando enfrente a San Lorenzo, por la última fecha de la Zona A.

El 0 a 0 es injusto con el desarrollo. Tanto Racing como San Pablo hicieron méritos para convertir al menos un gol. No se dio. Pero lejos de todo el contexto hostil con el ciclo Pizzi que se vive en el club de Avellaneda, el equipo mostró una buena imagen. Con jugadores comprometidos y con ganas de que las cosas mejoren. De eso debe sostenerse la institución para superar esta crisis futbolística y evolucionar.