Un respiro para Racing y para Pizzi: le ganó a Rosario Central y salió del fondo en la Copa de la Liga

Nicolás Zuberman
·4  min de lectura
Copetti empieza el festejo de Racing; el delantero anotó el único gol de la noche en Avellaneda para el festejo del equipo de Pizzi
FOTOBAIRES

En Enzo Copetti se puede resumir este inicio de temporada de Racing. El delantero que llegó con pocas luces desde Atlético de Rafaela se transformó rápidamente en titular y corazón del equipo. Ante Rosario Central marcó el 1 a 0 que le dio los primeros tres puntos de la Copa de la Liga a la Academia, y algo de respiro a Juan Antonio Pizzi. En un partido muy deslucido, un frentazo del 9 marcó la diferencia justa, ya que el local había mostrado un poco más.

Otra vez, en su corto ciclo de cinco juegos, Pizzi decidió cambiar medio equipo. No era para menos: el antecedente inmediato era el duro 0-5 ante River, por la Supercopa. Es cierto que además de los malos rendimientos, se le sumaron dos bajas por Covid-19, las de Leonardo Sigali y Alexis Soto.

El Leeds de Bielsa, en su propuesta de todo o nada, sufrió otra derrota en la Premier League: 2-0 ante West Ham

Pero, más allá de las necesidades, el entrenador santafesino decidió mandar a la cancha a los refuerzos que llegaron con él, a ver si encontraba alguna respuesta. Ezequiel Schelotto, Aníbal Moreno y Maximiliano Lovera tuvieron su posibilidad desde el arranque por primera vez, además de Copetti, Chancalay y Novillo. En el banco quedaron Matías Rojas, Nicolás Reniero, Iván Pillud, Mauricio Martínez, Fabricio Domínguez y Lorenzo Melgarejo.

Juego trabado y poco brillo; así fue el partido entre Racing y Central en Avellaneda
Telam / Luna Alfredo


Juego trabado y poco brillo; así fue el partido entre Racing y Central en Avellaneda (Telam / Luna Alfredo/)

Un síntoma de qué se jugaba Pizzi ante Rosario Central, el equipo en el que tuvo sus inicios como delantero en 1988. Si iba a ser el último partido en la Academia, el técnico quería asegurarse de no haberse guardado nada. En los refuerzos, como había pasado ante Aldosivi, en el partido que marcó los únicos goles que había gritado en esta temporada, encontró la llave del partido: Copetti le puso la frente a un centro de Lovera y marcó el 1 a 0. Se festejó con todo en el campo, en el banco y también en la platea. Un alivio.

Aunque hubo una mejora en la actitud y se vio un equipo más dinámico, al entretiempo Racing y Central llegaron 0 a 0 sin aproximarse a los arcos. Si no existiera el maldito virus y las tribunas del Cilindro estuvieran pobladas de hinchas, la caminata al vestuario habría estado acompañada por una cortina de silbidos. Sobre todo porque el espectáculo fue muy pobre, sin juego y sin emociones.

Central no levanta cabeza y se vuelve a Arroyito con las manos vacías
TWITTER OFICIALROSARIO CENTRAL


Central no levanta cabeza y se vuelve a Arroyito con las manos vacías (TWITTER OFICIALROSARIO CENTRAL/)

Pegado a la línea de cal, pero del lado de afuera, Cristian González dibujaba con su pie izquierdo los movimientos imaginarios que sus futbolistas debían hacer dentro del campo de juego. El partido era tan malo que al Kily le daban ganas de jugar. Pizzi gritaba hasta el cansancio, al punto que hasta el árbitro Hernán Mastrángelo tuvo que acercarse a pedirle calma. Lo más entretenido, incluso sin hinchas, estaba fuera de la cancha. Si el ajustado triunfo alcanzará para revertir la imagen, aún es una incógnita.

El resumen del partido

El ex DT de Chile tuvo su primera práctica en la mitad celeste y blanca de Avellaneda el 21 de enero. Un mes y medio después su ciclo parece apagado. La dirigencia está convencida de que será difícil recuperar la imagen después de este muy mal arranque, con el golpazo en la Supercopa ante River. Pizzi, en tanto, busca evitar un regreso efímero y frustrado al fútbol argentino, como el que tuvo con San Lorenzo en 2019. En los ocho años que lleva como presidente Víctor Blanco no echó a ningún entrenador, a excepción de Facundo Sava en 2016, a quien le anunciaron su despido a través de un dirigente de segunda línea como Adrián Fernández.

Una noche discreta en Avellaneda; Racing fue un poco más y se quedó con los tres puntos
TWITTER OFICIALROSARIO CENTRAL


Una noche discreta en Avellaneda; Racing fue un poco más y se quedó con los tres puntos (TWITTER OFICIALROSARIO CENTRAL/)

Con Pizzi, con vínculo hasta diciembre, buscará evitar una salida abrupta para no tener que pagar la totalidad del contrato. A no ser que el equipo muestre una mejora notoria después de este triunfo, entre esas tensiones navegará Racing este semestre. En el calendario hay tres fechas marcadas con resaltador: el 16 de marzo, ante Sportivo Belgrano, por Copa Argentina; el 11 de abril, el clásico ante Independiente; y la semana del 21 de abril, cuando comienza la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Habrá que ver si el entrenador encuentra la tecla justa para encender a un equipo que luce apagado desde su presentación, en aquella derrota por 2 a 0 ante Banfield. “Me hubiera gustado sentir más apoyo institucional en estas horas. Siempre tuve la confianza del Mago (Capria), tenemos que estar todos juntos”, dijo el entrenador después de su primera victoria. Ayer dio un paso en la búsqueda por revertir el camino. Para convencer harán falta más.