Racing: las rachas internacionales que rompió ante Boca y los 40 de Beccacece

Nicolás Zuberman
·3  min de lectura

La noche en que Sebastián Beccacece cumplió 40 años se fue a dormir con la tranquilidad de haber roto una racha que Racing arrastraba hace más de 52 temporadas: llevaba más de medio siglo sin poder derrotar a un equipo argentino por Copa Libertadores. La última vez había sido ante Estudiantes, a la larga campeón de la Libertadores en 1968. Pasaron 13 partidos ante Vélez, Boca y River. Hasta que la mala seguidilla se cortó con la palomita de Lorenzo Melgarejo ante Boca. Más que el aniversario de sus cuatro décadas, al rosarino lo alegró la concepción de la jugada del gol, con nueve toques antes del centro del chileno Eugenio Mena: "Era la jugada que tanto buscábamos. Pases y presencia en el área", resumió.

Las polémicas de Racing-Boca: ¿hubo penal a Villa? ¿Melgarejo debió irse expulsado?

La mala racha ante equipos argentinos no fue la única que rompió la Academia con el triunfo en el partido de ida de los cuartos de final. Si bien en los últimos años el historial contra el Xeneize es favorable -de los últimos 10 choques, seis fueron triunfos, dos empates y dos derrotas- nunca le había podido ganar en un torneo internacional. Acumulaba cuatro caídas y cinco igualdades ante Boca. Hasta que llegó la primera victoria, un 1 a 0 que deja la serie abierta para la revancha del próximo miércoles. "Nos faltan jugar 100 minutos en un estadio complejo. Tenemos un partido por delante y no debemos relajarnos. El candidato sigue siendo Boca", aseguró el DT en la conferencia de prensa tras el juego en Avellaneda.

Unión. Fuerza colectiva. Compromiso. Sueño. Esas fueron las palabras que más se escucharon de boca del entrenador en la última semana, tanto hacia dentro del vestuario como hacia afuera. Y mucho de eso se vio en el tanto de Racing, que le da la ventaja parcial de cara a la vuelta. En medio de la novela de la salida del club de Diego Milito, el director deportivo sonrío en silencio dentro del palco cuando vio la conexión del gol: centro del chileno Eugenio Mena, cabezazo de Melgarejo. Desde junio de 2018 que ambos futbolistas están en la carpeta de la secretaría técnica. Mena llegó en aquel momento, lo de Melgarejo recién se pudo dar en el último mercado de pases de Milito en el club.

Si al volver de la pandemia el objetivo de la Academia, que en los últimos años se acostumbró a jugar la Copa Libertadores pero no a competir, era poder diseñar un equipo que esté a la altura de las circunstancias en el plano internacional y que aprenda a jugar este tipo de duelos mano a mano, parece haberlo logrado. Apenas perdió un partido en lo que va de la Libertadores (Ante Nacional, por la zona de grupos), pero sobre todo superó a un adversario histórico en el plano internacional como es Boca. "Debemos ir a la Bombonera con valor", aseguró el entrenador de Racing.

Como ya lo había hecho ante uno de los equipos más grandes del continente como Flamengo, la Academia repitió la imagen en el partido de ida, que se jugó al ritmo que había planificado el equipo local. Más allá del resultado, la Academia impuso las condiciones desde el resultado, pero también desde la intensidad y de la propuesta con tenecias largas, para quitarle ritmo a Boca. Parecen síntomas de madruez, como los que entrega su técnico que por estas horas festeja sus 40 años.