Racing - Independiente. La esposa de Silvio Romero, furiosa con Mauro Vigliano por el penal que no fue: “Chorro”

·3  min de lectura
Sara Storni es fanática de Independiente, donde su marido Silvio Romero es figura
Sara Storni es fanática de Independiente, donde su marido Silvio Romero es figura

En un final agónico que terminó con la alegría de Racing, la Academia venció por 1 a 0 a Independiente, aunque el resultado no generó más que polémica tras la decisión del árbitro del encuentro, Mauro Vigliano, de cobrar un penal inexistente que le dio el triunfo al conjunto de Juan Antonio Pizzi en el Cilindro de Avellaneda. Por esto, tanto el delantero del Rojo Silvio Romero como su esposa, Sara Storni, se mostraron furiosos con la decisión arbitral.

Racing vs Independiente
LA NACION/Mauro Alfieri


Racing vs Independiente (LA NACION/Mauro Alfieri/)

“Qué vergüenza por favor”, escribía desde su usuario de Twitter @PituStorni la mujer de Romero, en el momento en que Vigliano cobraba el penal para Racing tras la caída de Iván Maggi en el área de Independiente.

Sara y Silvio están juntos hace más de cuatro años y formaron una familia juntos
Sara y Silvio están juntos hace más de cuatro años y formaron una familia juntos


Sara y Silvio están juntos hace más de cuatro años y formaron una familia juntos

Picante mensaje. Fabián Doman explotó contra Mauro Vigliano: “El jugador más peligroso de Racing”

Iban 49 minutos del segundo tiempo y faltaba tan solo uno para que se le diera cierre a un encuentro que parecía terminar con un empate sin goles. Sin embargo, el remate de Enzo Copetti le dio el 1 a 0 a Racing y Storni arremetió contra el árbitro: “Chorro hijo de re mil p...”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La esposa del futbolista de 32 años estaba indignada por la decisión arbitral y su enojo se veía reforzado además por la furia de su marido, que estaba en el banco de suplentes tras salir a los 26 minutos de la segunda parte. Entonces, amplió sobre su acusación en redes: “El arbitraje es cada día más y más decadente... ¿Quién capacita a estos personajes? ¿Estudian? ¿Analizan las jugadas estos chorros? ¿Quién m... se creen?”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Casi una hora y media después de terminado el partido, Sara, todavía furiosa por el resultado, lanzó, filosa: “No encuentro mi regalo de navidad... Aaahhh nooooooo, me confundí, sólo fue que dirigió Vigliano el clásico”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El descargo de Romero

Si bien es una de las figuras del conjunto de Julio César Falcioni, Romero no tuvo su partido ideal. Sobre el penal, declaró después del encuentro: “Cobra una mancha en el área nuestra cuando en el primer tiempo tranquilamente podría haber cobrado al revés. Nos pasó con Boca, nos vuelve a pasar hoy y nos siguen pasando cosas. Basta, loco, basta. Tenemos mucha indignación y bronca porque se va el esfuerzo que hicieron los chicos, que corrieron, en una decisión. Para él es fácil marcar una faltita y se va todo a la m...”.

Racing vs Independiente
LA NACION/Mauro Alfieri


Racing vs Independiente (LA NACION/Mauro Alfieri/)

Asimismo, insistió en su postura: “Lo que se vio de afuera es que no fue, para cobrar penal tiene que ser un poco más me parece, a nosotros nos manda a uno al hospital y no es capaz de sacar una amarilla, una cosa es un choque y otra cosa que lo manden al hospital como a Lucas González. Basta, loco, basta”.

Gustavo López y el triunfo del Leeds de Marcelo Bielsa ante Manchester City: “No me gustan los bielsistas”

Finalmente, habló de una posible parcialidad de los árbitros por las decisiones para el Rojo al manifestar: “No sé si hay algo en contra de Independiente o no, pero da la casualidad que en los últimos cuatro, cinco partidos, al Tucu Palacios no le cobran un penal contra Boca, hoy nos cobran una manchita acá, así que vamos, dale, pongámonos las pilas”.