Racing: el giro total del ciclo Juan Antonio Pizzi en la previa de una revancha ante Boca que tardó 160 días

·6  min de lectura
Juan Antonio Pizzi fue de menor a mayor en Racing, pero logró mantener al equipo protagonista en todos los frentes
FOTOBAIRES

La revancha llegó antes de lo esperado para Racing. 160 días habrán pasado entre la derrota por 2 a 0 en la Bombonera, por los cuartos de final de la Copa Libertadores 2020, y esta semifinal, en San Juan, por la Copa de la Liga. Aquella caída dolió porque marcó el final de una ilusión y porque le mostró la puerta de salida a dos ídolos como Diego Milito y Lisandro López. Pero sobre dejó cicatrices la poca actitud que entregó La Academia en el campo de juego.

Messi: el capitán, confiado en ganar la Copa América por el grupo que logró armar la selección desde que asumió Scaloni como DT

Si algo caracterizó a este grupo de jugadores en los últimos tres años fue la capacidad para afrontar partidos decisivos. Con dos asteriscos: cuando el rival es River y aquella noche del 23 diciembre en La Bombonera. “No lo jugamos como una final”, dijo Gabriel Arias, la figura aún en la derrota. Casi medio año después, las manos mágicas de Arias son las que sostuvieron a Racing para llegar hasta esta semifinal, tras superar a Vélez por penales, como también había ocurrido ante Flamengo en los octavos de final previo al cruce con Boca.

“Ya pasó -dijo el arquero Arias en una entrevista con LA NACION cuando el semestre recién arrancaba-. Cada uno sabe lo que hizo bien, lo que hizo mal y lo que podría haber hecho. Se dio vuelta la página rápidamente. Es una experiencia para el futuro. Ya sabemos que cuando vamos a jugar un partido así, es muy difícil ganar si uno no entra a competir. Servirá para mejorar”.

El arquero Gabriel Arias, una de las claves para que Racing llegue a la semifinal de la Copa de la Liga, era uno de los que más quería revancha ante Boca, pero fue convocado por la selección de Chile
Mauro Alfieri


El arquero Gabriel Arias, una de las claves para que Racing llegue a la semifinal de la Copa de la Liga, era uno de los que más quería revancha ante Boca, pero fue convocado por la selección de Chile (Mauro Alfieri/)

Arias, afectado al seleccionado chileno, no estará en San Juan. Pero el neuquino fue el sostén académico en esta Copa, no sólo por su actuación en los penales ante Vélez. Además, dejó en el arco un candado: lleva más de seis partidos sin que le conviertan goles. Esa responsabilidad caerá ahora en Gastón “Chila” Gómez, que con 25 años tendrá apenas su 13° partido en Primera.

Passarella y River: su no inclusión en el polémico video por los 120 años, Messi y Maradona

La fortaleza defensiva es la explicación a que el ciclo de Juan Antonio Pizzi haya dado un giro total. Pero la solidez no sólo es tarea de Arias. Para enfrentar a Boca, Pizzi recuperará la apuesta por la línea de cinco: Iván Pillud, Leonardo Sigali, Nery Domínguez, Lucas Orban, Ignacio Galván. Salvo Galván, son futbolistas que pasan los 30 años y que ya tienen al menos dos vueltas olímpicas con la Academia.

Copetti, uno de los nuevos, y Miranda, uno de los que ya suman varios partidos en Racing y fue titular en la semifinal ante Boca en 2020
FOTOBAIRES


Copetti, uno de los nuevos, y Miranda, uno de los que ya suman varios partidos en Racing y fue titular en la semifinal ante Boca en 2020 (FOTOBAIRES/)

No sólo se cuelgan medallas de la Superliga 2018/19 y el Trofeo de Campeones 2019. También partidos históricos. Desde que se armó la base de este plantel, en 2018, que la Academia acumula tres triunfos seguidos en el clásico ante Independiente, tres victorias al hilo ante San Lorenzo, eliminó de la Libertadores al Flamengo campeón defensor de la Copa en el Maracaná y consiguió el primer éxito de un equipo argentino en el Morumbí en la historia de la Copa Libertadores. Lo dicho: el asterisco es el River de Gallardo, la bestia negra, con goleadas históricas como el 1-6 en Avellaneda y el 5-0 en la final de la Supercopa de marzo pasado, en Santiago del Estero.

En el vestuario también se golpeaban el pecho por los partidos ante Boca. Empate 2 a 2 en la Superliga 2018/19, triunfo 1 a 0 en La Bombonera en la Superliga 19/20 que Boca fue campeón y también victoria 1 a 0 en el Cilindro, por la ida de los cuartos de final de la última Libertadores. Hasta que llegó esa derrota por 2 a 0 que terminó con la ilusión.

Nery Domínguez, uno de los tres titulares que estuvieron en la eliminación ante Boca por la Libertadores 2020 y estarán este lunes nuevamente ante el Xeneize en San Juan, por la Copa de la Liga
MATILDE CAMPODONICO


Nery Domínguez, uno de los tres titulares que estuvieron en la eliminación ante Boca por la Libertadores 2020 y estarán este lunes nuevamente ante el Xeneize en San Juan, por la Copa de la Liga (MATILDE CAMPODONICO/)

Algo pareció romperse aquella noche. Dentro del club, en la relación entre el vestuario y los dirigentes, y también hacia afuera, en el vínculo con los hinchas. Sin Milito y sin Lisandro López, el 2021 arrancó muy complicado. Pero el mal clima que se generó desde afuera después de los malos rendimientos unió al grupo y al cuerpo técnico detrás de un mismo rival. Con la racha goleadora de Tomás Chancalay, y la solidez que aportaron los históricos en defensa, Racing ganó cinco partidos al hilo. Y de repente está clasificado a los octavos de final de la Copa Libertadores y en la semifinal de la Copa local. Un partido clave otra vez ante Boca. Nada menos. A las puertas de una revancha, aunque en el once inicial sólo se repitan tres nombres de aquella noche en la Bombonera: Sigali, Nery Domínguez y Leonel Miranda.

“Hace muchos años que estoy en el club y lo que se dice desde afuera lo dejamos afuera. Lo fundamental y lo mejor que tiene este club es el grupo humano, de jugadores, cuerpo técnico, médicos, utileros. Creo que cuando hubo críticas el grupo siempre se mantuvo igual, unido”, dijo hace un mes Sigali, otro de los referentes, después una victoria ante Colón que torció el rumbo que parecía tener el ciclo de Pizzi.

Tomás Chancalay, la principal carta ofensiva del Racing de Pizzi
Fernando Gens


Tomás Chancalay, la principal carta ofensiva del Racing de Pizzi (Fernando Gens/)

A esos históricos de una base defensiva que busca revancha, la Academia deberá sumarle el aporte de los futbolistas de ataque que se sumaron en enero, como Chancalay, Enzo Copetti, Aníbal Moreno e Ignacio Piatti. Chancalay apenas enfrentó una vez a Boca con Colón, Moreno en dos ocasiones con Newell’s y para Copetti será la primera vez. Piatti, 36 años, le convirtió dos veces en las nueve que se midió con el xeneize. Junto a Sigali, que le marcó con la camiseta de Godoy Cruz, en 2008, son los únicos dos de los once que salten a la cancha que ya gritaron ante Boca.

Pero no sólo los futbolistas buscarán sacarse una espina ante el Xeneize. Un 30 de mayo de 2012, hace nueve años y un día, Juan Antonio Pizzi también jugó un partido decisivo ante Boca, en San Juan. Fue por los cuartos de final de la Copa Argentina, cuando dirigía a Rosario Central, que buscaba volver a Primera. El Canalla arrancó ganando 1 a 0 con gol de Javier Toledo, quien luego erró un penal cuando promediaba el segundo tiempo. A 15 del final, llegó el empate a través de Nicolás Blandi. Y en los penales Boca consiguió la clasificación. Si este lunes Racing logra pasar a la final no será la única revancha que se tome Pizzi.

Hector Fertoli de Racing, y Leonardo Jara de Boca Juniors.
Agustin Marcarian


Hector Fertoli de Racing, y Leonardo Jara de Boca, en una acción del partido en que el Xeneize venció 2-0 y eliminó a la Academia en la Bombonera, por la Copa Libertadores 2020 (Agustin Marcarian/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.