Racing cayó ante Central Córdoba y dejó pasar una chance inmejorable

Gabriel Casazza
·2  min de lectura

Domingo cargadísimo de fútbol en el marco de la duodécima fecha de la presente edición de la Copa de la Liga Profesional de Argentina. Domingo de definiciones. Domingo en el cual San Lorenzo de Almagro se quedó con tres puntos determinantes ante Godoy Cruz de Mendoza y donde River Plate se complicó seriamente al perder frente a Banfield como visitante.

Precisamente, la nueva caída del equipo conducido por Marcelo Gallardo fue recibida con los brazos abiertos tanto en el Ciclón como en Racing Club. Es que los de Juan Antonio Pizzi, que habían arrancado de manera irregular, son protagonistas de la lucha por meterse en la próxima instancia del mencionado certamen doméstico argentino.

Gracias a la derrota del Millonario en Banfield, con un punto, la Academia de Avellaneda se metería en la zona de clasificación hacia los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional. Y, con esa ilusión, Racing viajó hasta la provincia de Santiago del Estero, donde se encontró frente a frente con Central Córdoba en el Estadio Madre de Ciudades.

En ese contexto, la primera parte del partido entre el Ferroviario de Gustavo Coleoni y la Academia no ofreció grandes luces. A pesar de los intentos de ambos por abrir el marcador en un escenario realmente importante, ninguno encontró argumentos suficientes como para lograrlo. Por ello, el descanso arribó con una paridad 0-0 en el marcador.

Luego, en la etapa complementaria, Central Córdoba hizo méritos para romper con la monotonía y ponerse en ventaja. Y lo terminó haciendo cuando transcurrían jugados 32 minutos de la etapa complementaria, por intermedio de Carlo Lattanzio. Luego de varios intentos, el exjugador de Estudiantes de La Plata estampó el 1-0 del local.

+ 1-0 de Lattanzio:

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Posteriormente, Racing se volcó completamente al ataque buscando rescatar por lo menos una unidad de su complicada visita a Santiago del Estero. Sin embargo, la Academia no pudo torcer el rumbo y cosechó una derrota por la mínima diferencia con la que dejó escapar una chance inmejorable. Lo festejan River, San Lorenzo y compañía.