La racha de años que el empate de Argentinos le rompió al River de Marcelo Gallardo en la Copa Libertadores

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Como entrenador de River Marcelo Gallardo nunca fue eliminado por un conjunto argentino en la Copa Libertadores; hasta ahora, siempre había ganado el partido como local.
Mauro Alfieri

River se encuentra frente a un escenario nuevo. Infrecuente. Por primera vez en la era Gallardo no ganó de local ante un rival argentino y tendrá que afrontar un partido de vuelta en condición de visitante y sin estar en ventaja.

El muy buen planteo de Argentinos Juniors, que jamás se dejó avasallar y le jugó de igual a igual a los de Núñez en el Monumental, derivó en un resultado que ilusiona a los de La Paternal. El 1 a 1 no solo dejó todo en tablas, sino que el gol de visitante puede ser crucial.

Hasta el momento, el Millonario había ganado todos los partidos jugados como local frente a rivales argentinos por Copa Libertadores. En los octavos de final de 2015 fue 1 a 0 sobre Boca (en el desquite todo lo definió el escándalo del gas pimienta). En las semifinales 2017 fue otro 1 a 0 ante Lanús, que en la vuelta venció 4 a 2 y lo amargó en el Sur.

En 2018 fue una trilogía. Primero eliminó a Racing en octavos (tras el 0-0 en Avellaneda goleó 3-0 en el Monumental), después se sacó de encima a Indpeendiente (3-1 de local luego del 0 a 0 en el Doble Visera) y finalmente venció 3 a 1 en Madrid tras el 2 a 2 contra Boca, en la final.

Gabriel Hauche celebra el 1 a 1 ante River en el Monumental, en la ida de la serie de octavos de final por la Copa Libertadores.
AFP


Gabriel Hauche celebra el 1 a 1 ante River en el Monumental, en la ida de la serie de octavos de final por la Copa Libertadores. (AFP/)

El próximo miércoles, también desde las 21.30, River estará obligado a ganar para no depender de los penales para seguir en la Libertadores. En un estadio incómodo. Más corto y más angosto que el Monumental. Y con un nombre emblemático, que le aporta más mística a este regreso de Argentinos Juniors al plano internacional: Diego Maradona.

San Lorenzo, el último verdugo, en el Monumental

Ocurrió en 2008, por los octavos de final. En un cruce emocionante, San Lorenzo de Almagro, dirigido por Ramón Díaz y conducido desde el campo por Andrés D’Alessandro, derrotaron al River del Cholo Simeone ante un Monumental que quedó en silencio.

En la ida, el Ciclón había ganado 2 a 1 en el Nuevo Gasómetro. La vuelta fue dramática. Porque el Millonario se había puesto en ventaja 2 a 0, gracias a los goles del colombiano Radamel Falcao y el uruguayo Sebastián Abreu.

Con dos hombres menos, por las expulsiones de Jonathan Bottinelli y Diego Rivero, el Ciclón se llevó puesto al equipo de Núñez con dos goles de Gonzalo Bergessio que aún hoy se recuerdan.

Desde entonces, hasta el momento ningún otro equipo argentino pudo eliminar a River de la Libertadores en el Monumental.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.