La rabia e impotencia siguen entre los jugadores

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, julio 13 (EL UNIVERSAL).- Han pasado unos días del duelo ante Trinidad y Tobago, y el coraje aún no pasa entre los futbolistas mexicanos tras el mal arbitraje de Ricardo Montero, las fuertes entradas de los caribeños y la lesión de Hirving Lozano que lo ha dejado fuera de la Copa Oro.

La sensación que se generó desde ese día fue de "mucha impotencia y es la palabra que más me sale, con el árbitro, las patadas los penales que no marcó, por el grito", comentó Néstor Araujo en W Deportes. "Con lo del 'Chucky' hay rabia y tristeza por lo que le pasó y esperamos se recupere pronto".

El zaguero tricolor señaló que ante el mal trabajo del silbante y "por las patadas que hubieron pudo haber dos o tres lastimados más". Añadió que los árbitros deben de entender que "se tiene que cuidar al jugador que te da el espectáculo, el que tiene calidad".

Araujo destacó que a pesar de haber iniciado mal el torneo y de todo lo que parecen tener en contra tras el empate frente a los trinitarios, "hay que tomar la responsabilidad y acoplarnos a la situación que tenemos, tratar de ganar la Copa Oro, porque con estos partidos tenemos poco que ganar y mucho que perder".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.