Raúl Gutiérrez, daño colateral en triunfos tricolores

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO., noviembre 12 (EL UNIVERSAL).- Con todos los laureles que tiene en sus alforjas Raúl Gutiérrez, podría decirse que su carrera como director técnico sería más constante, con más oportunidades.

Pero la realidad es que el "Potro", Campeón del Mundo Sub-17 en el 2011 y subcampeón en 2013, ha tenido que pelear por oportunidades fuera de selecciones.

Hoy está al mando de los Potros de la UAEM en el Ascenso, antes dirigió a su amado Atlante, pero es un campeón del mundo, y de esos no hay por montones.

"Pues hay circunstancias para esto, el mercado está muy saturado y no se brindan tantas oportunidades a los digamos nuevos".

Quizá los logros que ha tenido a nivel selecciones, lo han perjudicado en vez de ayudarlo: "Pues generalmente te encasillan, dicen ‘éste sólo sabe dirigir a jóvenes’ y no, si me hubieran dado la Mayor igual iba por ser campeón del mundo, pero ahí me tocó iniciar e hice las gestiones para hacer lo que fue un buen trabajo".

Quizá la falta de oportunidades sea por... ¿envidia? "No lo sé... Me gustaría pensar que no, pero como diría Omam Biyik ‘en México cualquier cosa puede pasar’. Hoy estoy con la UAEM, con mucha ilusión.

Qué leer a continuación