"Quiero ser campeón y sé que con el tiempo voy a serlo"

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- La noche en que Brock Lesnar echó a perder el debut de Caín Velásquez en la empresa WWE, éste supo que había llegado a un mundo distinto al que dominó por varios años y en el que su verdugo en Arabia Saudita es el rey.

Así que el expeleador de artes marciales mixtas no tuvo otra opción que aceptar la derrota, y volver al gimnasio para seguir aprendiendo su nuevo estilo de batalla sobre el enlonado.

"Luchar con Brock fue muy bueno, es el campeón. Es de casa y la experiencia que gané fue mucha. Pero nunca quedo conforme, quiero ser campeón y sé que con el tiempo voy a serlo en este deporte", advierte el californiano, quien tiene raíces mexicanas.

Herencia que recibió de su padre y madre, y que presume a la mínima oportunidad. "Me siento orgulloso de ser parte de WWE, ser mexicano y asumir el nombre de los mexicanos arriba. Hacer algo que me encanta, desde niño sigo la lucha profesional y estar aquí es un sueño", comparte.

Hace unos meses enfrentó su primer reto como luchador en la empresa Triple A en la Arena Ciudad de México, recinto al que volverá el próximo sábado, pero con la WWE. "El evento en México es un orgullo. Volver a un lugar donde la gente me apoya mucho. Saben que crecí en Estados Unidos y que me digan que soy mexicano es lo mejor que me puede pasar, así que lo único que quiero hacer es ganar".

Formará una dupla contundente con el regio Humberto Carrillo, el esteta mexicano con más proyección en el emporio estadounidense. "Luchar con él es un honor. Él tiene mucha experiencia y quiero aprender todo el tiempo. Es lo máximo, tenemos muchos luchadores mexicanos buenos y es algo que va a crecer, para mí el estilo mexicano es el mejor y es un placer ser parte de eso".

A los aficionados mexicanos quiere darles un buen show, "ofrecer lo que he aprendido de la lucha libre mexicana, mezclado con el wrestling y lo que domino, que es el MMA".

Sus rivales serán Luke Gallows y Karl Anderson, los llamados OC's, enemigos que no le quitan el sueño a Velásquez. "Los oponentes tienen mucha experiencia pero hacer pareja con Humberto me hace sentir bien, vamos a ganar y dar un gran espectáculo".

La velada del 30 de noviembre incluirá el duelo por el campeonato universal de WWE, entre el monarca, Bray Wyatt y Rey Mysterio, quien regresa como estelar en la empresa más grande del mundo.

Qué leer a continuación