¿Quién paga los impuestos cuando se reparte un premio de la Lotería?

Jaime Quirós
·3  min de lectura

Imagínate que “El Gordo” de la Lotería te toca. Lo primero que harías, con toda probabilidad, sería compartir parte de lo ganado con tus familiares. Sin embargo, ser generoso provoca dudas legales: ¿quién se hace cargo de pagar los impuestos?

La persona con suerte de tener un décimo premiado debe saber que tiene una cita con Hacienda. Es obligatorio abonar un gravamen especial sobre los impuestos de determinadas loterías, tal y como viene establecido en la disposición adicional trigésimo tercera de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Dicho gravamen se aplica tanto a las loterías y apuestas estatales como las autonómicas. Ocurre lo mismo con los sorteos organizados por la Cruz Roja Española, los cupones y otras modalidades de juegos autorizadas a la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE). Eso sí, este 2020 viene con interesantes novedades, sobre todo, para los que se hagan con uno de los premios más importantes del sorteo de Navidad.

También de interés:

Esta lotería se pagarán menos impuestos: los premios de menos de 40.000 quedarán exentos. Getty Editorial.
Esta lotería se pagarán menos impuestos: los premios de menos de 40.000 quedarán exentos. Getty Editorial.

En esta lotería se pagarán menos impuestos, algo que ya había cambiado hace un año. Tal y como se establecía en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, quedarían exentos de impuestos todos aquellos premiados con un importe máximo de 20.000 euros. A partir de dicha cantidad, tendrían que dar el 20% a Hacienda. Este 2020, la cifra sube hasta los premios de 40.000 euros, aunque el gravamen sigue siendo el mismo: un 20%. Por ejemplo: si el premio es de 45.000 euros, la base imponible sería de 5.000 euros y el 20% a abonar serían 1.000 euros.

Los agraciados con un premio de 200.000 euros se llevarían 168.000 euros a su bolsillo. Los 32.000 restantes se los quedaría la Agencia Tributaria. En caso de hacerse con los 400.000 euros al décimo de “El Gordo”, el ganador obtendría 328.000 euros y Hacienda 72.000. ¿Y cuándo habría que pagar a Hacienda? Lo cierto es que no es un cobro como tal, ya que no esperará a la declaración de la renta para recibir su parte. Directamente, el premiado recibirá solo la parte proporcional a la hora de cobrar el décimo.

Si la persona agraciada decide compartir el premio con sus allegados, deberá llevar a cabo una donación en favor de estos, también sometida a gravamen. Pongamos el ejemplo de una madre que ha ganado el primer premio y quiere compartirlo con sus dos hijos. Cada parte tributará de forma diferente: la madre, que ha obtenido el premio, tributa por el gravamen especial la parte que no esté exenta. Posteriormente, la parte del premio que ella decida quedarse tributará en el IRPF.

Los hijos, que recibirán el premio a través de una donación, deberán abonar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD), el cual es gestionado por las Comunidades Autónomas. El importe a ingresar variará dependiendo del lugar de residencia de las personas que reciban la donación del premio, ya que existen reducciones y bonificaciones en algunas Comunidades.

En este sentido, los donatarios deberán liquidar este impuesto en un plazo limitado de 30 días hábiles desde la fecha en la que se lleva a cabo la donación. Cabe señalar que no es posible solicitar ninguna prórroga para realizar el pago.

También te puede interesar:

VIDEO | El anuncio de la Lotería de Navidad 2020 se pone la mascarilla para hacernos llorar a todos

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias