¿Quién le teme a Mitch McConnell, el dominante líder del Senado de EEUU?

El senador por Kentucky, Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado es, probablemente, el segundo hombre más poderoso de Estados Unidos, solo después del presidente. Y su influencia, en realidad, ha sido duradera y, para bien o para mal, McConnelll es uno de los puntales del actual contexto, fuertemente polarizado, que se vive en la política estadounidense.

Su control del Senado, gracias a la mayoría republicana y a su singular astucia, le permite ser la llave del proceso legislativo en Estados Unidos: la Cámara, de mayoría demócrata, ciertamente puede aprobar, y lo ha hecho, una diversidad de leyes y resoluciones (incluido la acusación del proceso de destitución del presidente Donald Trump), pero sin el aval del Senado, que domina McConnell, todas esas iniciativas se quedan en papel mojado.

El líder de la mayoría republicana en el Senado de EEUU, Mitch McConnell. (Getty Images)
El líder de la mayoría republicana en el Senado de EEUU, Mitch McConnell. (Getty Images)

Las nominaciones de jueces, y en especial los de la Corte Suprema, pasan también por McConnell. Su freno total, por ejemplo, a emprender un proceso de ratificación del juez Merrick Garland, nominado por el presidente Barack Obama hacia el final de su mandato, fue clave para propiciar la actual mayoría conservadora en el máximo tribunal estadounidense. Y bajo su égida, el presidente Trump ha logrado colocar literalmente cientos de jueces conservadores, incluidos dos en la Corte Suprema.

Algunos comentaristas han llamado al senador, sea en modo figurado o en serio, “presidente McConnell”, para señalizar su enorme influencia. Trump, por ejemplo, puede estar tranquilo que su impeachment presumiblemente se extinguirá, salvo un giro inesperado, en el Senado gracias en buena medida al punzante manejo de McConnell.

Por ello, muchos en el campo de sus opositores y en la opinión pública consideran que solo sacando a McConnell de su escaño podrán destrabarse muchos de los procesos legislativos que él no ha querido, en sintonía con su ideología conservadora, impulsar. Y, ciertamente, en el bando republicano es claro que McConnell, más allá de algunos desencuentros con senadores puntuales de su bancada en el pasado, es una figura de autoridad indiscutible.

Y políticamente temible.

Los demócratas, en todo caso, desean desplazarlo y en las elecciones de noviembre de 2020, en la que el escaño de McConnell está en juego, buscan evitar su reelección. Pero removerlo no necesariamente significa que los republicanos perderán la mayoría, y en realidad ambas situaciones lucen muy arduas para los demócratas.

La lucha político electoral contra McConnell es en todo caso un afán de gran calado para los demócratas.

En ese contexto, aunque los aspirantes demócratas son diferentes entre sí, coinciden en la noción de quitarle el escaño senatorial por Kentucky a Mitch McConnell es una prioridad para su partido y sus causas.

Amy McGrath, precandidata demócrata al Senado federal por Kentucky. (AP)
Amy McGrath, precandidata demócrata al Senado federal por Kentucky. (AP)

Amy McGrath, de 44 años, es una marine retirada, piloto de aviones F-18 que sirvió en decenas de misiones de combate durante sus cerca de 20 años de servicio. Se graduó en las universidades John Hopkins y Nacional de Defensa en materias vinculadas a seguridad y defensa y se retiró del servicio activo con el grado de teniente coronel. En 2018 perdió la elección por un escaño en la Cámara de Representantes ante el titular republicano y decidió contender en los comicios de 2020 por el Senado de Kentucky, y retar a McConnell.

Charles Booker, de 35 años de edad, es un representante estatal en Kentucky, el afroamericano más joven en la Cámara de ese estado. Es graduado en derecho en la Universidad de Louisville y previamente compitió sin éxito por un escaño en el Senado estatal, antes de dar el enorme paso de tratar de desplazar al líder del Senado federal.

Otros demócratas están en la contienda por la candidatura al Senado, e incluso hay retadores dentro del propio partido republicano contra McConnell, aunque es muy improbable que él sea desplazado en la primaria. Y en la elección general el líder senatorial sigue siendo el favorito.

Charles Booker, representante estatal de Kentucky y precandidato demócrata al Senado federal por ese estado. (Kentucky House of Representatives)
Charles Booker, representante estatal de Kentucky y precandidato demócrata al Senado federal por ese estado. (Kentucky House of Representatives)

En todo caso, primero debe dilucidarse la candidatura demócrata para ver quién retará a McConnell y en esa contienda Booker y McGrath han tenido recientemente momentos de controversia, por ejemplo, como relata BuzzFeed News, cuando Booker sugirió que McGrath no era consciente de la realidad del racismo estructural que él ha debido enfrentar.

Como respuesta, la campaña de McGrath señaló que ella debió superar severos obstáculos en su carrera militar y que su lucha por la igualdad es en ese sentido de importancia para los votantes.

McGrath ha logrado una importante recaudación de fondos, incluidas sumas provenientes de grupos de acción política, mientras que Booker se ha negado a recibir dinero para su campaña de esas entidades. McGrath es, en ese contexto, la puntera en el proceso electoral primario demócrata.

Faltará, con todo, bastante más que dilucidar quién ha logrado superar mayores retos –ambos lo han hecho– para vencer a McConnell.

Mitch McConnell, de 78 años, es una figura de enorme calado político, fue electo al Senado federal por Kentucky por primera vez en 1984 y ha sido reelecto  cinco veces consecutivas. Y aunque él tiene ventaja, la elección en Kentucky será, al margen de la presidencial, una de las más seguidas en el proceso electoral de 2020.

Qué leer a continuación