¡Quién fuera ella! Ingrid Coronado renunció a su trabajo y lleva 8 meses 'desintoxicándose' de los escándalos

Contributor
Yahoo Vida y Estilo
Ingrid Coronado. Foto: MezcalEnt
Ingrid Coronado. Foto: MezcalEnt

¿Quién no quisiera renunciar al trabajo para darse un tiempo de descanso y reflexión? Para algunos serían suficientes dos semanas, pero para Ingrid Coronado han sido ocho meses y aún le falta tiempo para ‘desintoxicarse’.

Así lo confesó en su cuenta de Instagram, donde compartió que a ocho meses de pausar su carrera sigue en busca de paz. En noviembre de 2018 renunció al programa 'Venga la alegría' y prometió volver con un nuevo proyecto en tres meses, pero no fue así.

Lo único que la regresó a la televisión fue la promoción del libro para niños que escribió junto a Paulina Vargas, 'Simón y el sauce llorón'. Visitó programas de TV Azteca, Televisa y Cadena Tres, y en todos presumió que se estaba dando tiempo para sí misma y disfrutar de sus hijos.

Y es que la ex integrante de Garibaldi confesó: "Necesitaba desintoxicar mi cuerpo, mi alma, mi espíritu, mi mente. En un principio, pensé que con tres meses iba a ser suficiente y que iba a estar lista para regresar a trabajar, con el tiempo me di cuenta de que necesitaba más tiempo".

A sus seguidores de Instagram les contó que ha trabajado mucho en ella misma y se ha dado cuenta de la importancia de tomarse una pausa, no solo profesional, sino personal, pues así ha encontrado la paz. "Una pausa en el día para cerrar los ojos y respirar. Una pausa para sentir y preguntarte cómo estás. Una pausa en la semana para descansar. Una pausa de tu familia para poder estar solo contigo. Una pausa del estrés del trabajo".

El mayor beneficio de detenerse, según Ingrid, es valorar lo que se tiene y así ser feliz. Y es que quién no va a serlo con tiempo libre para viajar a París, como lo hizo recientemente con sus hijos.

Además de viajar y dejar de trabajar, Ingrid se mudó de casa y dijo que eso le resultó "liberador", aunque ha confesado que "duele dejar ir, pero tenemos que aprender a soltar". Así lo comentó cuando en una entrevista con 'Ventaneando', reveló que su divorcio con el también presentador Fernando del Solar ya se concretó, pero aún falta la repartición de bienes y fijar la pensión alimenticia.

La separación con el argentino fue un escándalo mediático por el que Ingrid fue duramente criticada en las redes sociales, pues él estaba enfermo de cáncer. Coronado tuvo que dar su versión de los hechos y confesar que Fernando era el amor de su vida, pero no era bueno que estuvieran juntos.

"Lo prefiero vivo, lo quería conmigo, pero prefiero millones de veces que esté vivo", dijo en la sala de 'Ventaneando', donde contó lo difícil que fue que al mes de casados, les dieran ese diagnóstico. Aseguró que la enfermedad fue como un huracán que devastó todo dentro de su familia, y que los problemas que tenían "no le estaban ayudando a él a que pudiera salir adelante", así que decidieron separarse.

Contó que ella llevaba todos los gastos de la casa, temía que Fernando perdiera la batalla en cualquier momento y le resultaba aún más difícil llegar a 'Venga la alegría' a sonreír como si nada pasara.

Por si no era suficiente, en julio de 2015 surgió la versión de que ya tenía un romance con su compañero Poncho de Anda. Las críticas contra Ingrid explotaron, y aunque ambos salieron a desmentir todo, pocos les creyeron.

Pero el tiempo les dio la razón. Este 2019 se reveló que Raquel Bigorra habría estado detrás del rumor sobre el romance entre Poncho e Ingrid. De hecho, el conductor reveló que él ya sabía que los querían perjudicar y señaló directamente a la cubana.

Te puede interesar: Poncho de Anda sabía que Bigorra inventó escándalo con Ingrid Coronado

Las aguas se calmaron e Ingrid siguió como presentadora del programa matutino de TV Azteca, hasta que decidió hacer una pausa en 2018. Ahora, reconoce que su separación con Fernando del Solar ya no le quita el sueño ni la entristece... "Es algo que también ya solté".

Entre rumores de que se integrará a Televisa, lo único cierto es que Ingrid está abierta a volver a enamorarse, luego de cuatro años en los que enfrentó las críticas mientras intentaba sacar adelante a sus hijos.

Qué leer a continuación