Qué trae la nueva temporada de la liga femenina de fútbol en España

Dolores Silva, Andrea Falcón, Kenti Robles y Elena Linari, futbolistas del Atlético de Madrid Femenino. / Foto: atleticodemadrid.com / Alberto Molina
Dolores Silva, Andrea Falcón, Kenti Robles y Elena Linari, futbolistas del Atlético de Madrid Femenino. / Foto: atleticodemadrid.com / Alberto Molina

El fútbol femenino gana cada vez más espacio en España. Con las victorias, entre los resultados más destacados en la primera fecha, del Atlético de Madrid y el FC Barcelona, primero y segundo de la pasada temporada, los 16 equipos que disputan el campeonato de Primera División del fútbol femenino dieron comienzo al curso 2018-2019. Una temporada que se espera muy disputada y con mayor atención de parte de los aficionados.

La Liga Iberdrola, como se llama por su patrocinador principal, busca aprender de su hermana mayor LaLiga (campeonato masculino de Primera División) para crecer, consolidar la marca, y llegar a ser una de las principales de Europa. De ahí que el mercado este verano haya estado muy agitado.

En total, los clubes registraron 92 movimientos en fichajes con el ánimo de reforzar sus plantillas. Entre otros, resaltan la llegada de la portera Noelia Ramos, del Levante al Sevilla; la centrocampista Kheira Hamraoui, del Olympique de Lyon al Barcelona; la delantera Toni Payne, del Ajax al Sevilla; la delantera Sonia Bermúdez, del Atlético de Madrid al Levante; la defensa Marta Unzué, del Barcelona al Athletic Club; y de la delantera Jenny Hermoso, del Paris Saint-Germain al Atlético de Madrid.

Jenny Hermoso regresó a España después de su paso por el Paris Saint-Germain. / Foto: atleticodemadrid.com / Alberto Molina
Jenny Hermoso regresó a España después de su paso por el Paris Saint-Germain. / Foto: atleticodemadrid.com / Alberto Molina


Sin duda, el Atlético de Madrid es favorito a revalidar el título. El equipo liderado por el regreso a España de la internacional Jenny Hermoso (Pichichi con el FC Barcelona en 2015-2016 y 2016-2017), y la delantera brasileña Ludmila Da Silva, bajo la dirección de José Luis Sánchez Vera, espera mantener el gran nivel de la pasada temporada y responder a la presión del todo poderoso FC Barcelona.

Las azulgranas, para contrarrestar y asestar el golpe que les faltó el campeonato pasado, aguardan que la holandesa Lieke Martens, mejor jugadora de Europa en 2017, explote y alcance definitivamente el pico más alto de su rendimiento. El mismo que la llevó a ser campeona de Europa con Holanda.

Lieke Martens defiende los colores y el escudo del FC Barcelona en la Liga Iberdrola. / Foto: The Guardian
Lieke Martens defiende los colores y el escudo del FC Barcelona en la Liga Iberdrola. / Foto: The Guardian


A Martens la arropan su compatriota defensa Stefanie Van der Gragt, las delanteras Andressa Alves y la inglesa Toni Duggan, la recién llegada Hamraoui y la centrocampista catalana Alexia Putellas. Con esta columna vertebral, el equipo de Fran Sánchez afrontará el reto de conseguir el triplete: Copa, Liga y Champions.

En segundo plano, pero no con menores intenciones, están el Athletic Club y el Valencia. Las vascas cuentan con la pareja de Yulema Corres y Érika Vázquez, que son las delanteras que tiran del carro que dirige Joseba Agirre. Por parte de las ches, la responsabilidad está en la delantera María Paz Vilas. La gallega se unió al equipo en el curso 2013-2014 y desde entonces es la máxima responsable del gol. La confianza en ella es total por parte del míster Óscar Suárez.

Ludmila da Silva celebra uno de los goles que le dieron la victoria a su equipo, en el partido Málaga-Atlético Femenino, 0-4, en la primera jornada de la Liga Iberdrola. / Foto: atleticodemadrid.com / Alberto Molina
Ludmila da Silva celebra uno de los goles que le dieron la victoria a su equipo, en el partido Málaga-Atlético Femenino, 0-4, en la primera jornada de la Liga Iberdrola. / Foto: atleticodemadrid.com / Alberto Molina


Ese es el panorama de la Liga Iberdrola para esta campaña. Un campeonato que busca crecer, pero cuya calidad mejorará en un alto porcentaje cuando la totalidad de sus jugadoras sean elevadas al estatus de profesionales. Categoría en la que están las de los clubes más grandes. Mientras en los medianos o pequeños, las deportistas tienen que alternar partidos y entrenamientos con otros trabajos para ganarse la vida.

También te puede interesar:

Nadadora en riesgo de ir a prisión por salvar vidas

El verdadero héroe del Tour de Francia

¿Qué paso por la cabeza de Ayrton Senna la noche antes del fatal accidente en Imola?  

Qué leer a continuación