Lo que más sorprende a este historiador presidencial de Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, responde a periodistas en su residencia Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, el 24 de diciembre de 2019. Foto: AFP.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, responde a periodistas en su residencia Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, el 24 de diciembre de 2019. Foto: AFP.

Según el historiador presidencial Doug Wead, hay dos tipos de empleados en la Casa Blanca: “Aquellos que quieren ayudar a Trump a salvar al mundo y aquellos que quieren salvar al mundo de Trump”. Wead atribuye esa percepción al asesor y yerno de Trump en su nuevo libro Inside Trump’s White House, que salió a la venta a finales de noviembre.

Wead dijo a On the Move de Yahoo Finance que tuvo acceso a miembros de la familia Trump y personas de su entorno y que estos le describieron el funcionamiento interno de la Casa Blanca. Wead dijo que los críticos de Trump no entienden sus acciones. “Tras haber servido en el equipo de primer nivel de la Casa Blanca, sé que todo está mucho más calculado de lo que se podría imaginar”, dijo Wead.

Wead entró en este último proyecto pensando que los cálculos políticos de Trump iban a ser como los de otros gobiernos que él ha cubierto. “Pero quedé impresionado”, dijo. “El caos está calculado”.

Según Wead, la estrategia de Trump es parecida a la del antiguo general chino Sun Tzu, autor de “El arte de la guerra”, quien parece que dijo: “En medio del caos también hay oportunidad”.

“Eso es lo que él (Trump) hace”, dijo Wead. Destruye la OTAN. La reconstruye, recauda 100.000 millones de dólares. La OTAN es más fuerte que nunca. Destruye el TLCAN y lo reconstruye para que sea mejor que antes”.

A Trump el juicio político le duele en lo personal

A pesar de las victorias políticas y la fortaleza de la economía, una nueva encuesta de HuffPost/YouGov reveló que el 49% de estadounidenses aprueban la decisión de juicio político y un 42% lo desaprueban. Trump, de vacaciones en Florida, tildó el juicio político de “espurio” en un tuit publicado en jueves de madrugada.

A pesar del gran éxito de nuestro país en los últimos 3 años, el hecho de que tenga que defenderme constantemente contra los demócratas que no hacen nada y su espuria estafa de juicio político hace que sea mucho más difícil negociar. ¡Es malo para Estados Unidos!

“Trump se toma el juicio político como algo personal”, dijo Wead.

“Creo que esto lo perjudica, pero no lo reconocerá ni dirá nunca”, dijo Wead. “Hay una parte de él que sobrevivirá, sin importar lo que ocurra. Y él se lo dirá a sí mismo; y seguramente en esto sea mejor que la mayoría, pero aun así, tiene que sentir que esto es personal”.

El presidente Donald Trump habla con periodistas tras una videoconferencia con las fuerzas armadas desde su finca Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, el martes 24 de diciembre de 2019 (AP Photo / Andrew Harnik).
El presidente Donald Trump habla con periodistas tras una videoconferencia con las fuerzas armadas desde su finca Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, el martes 24 de diciembre de 2019 (AP Photo / Andrew Harnik).

Wead dijo que Trump cree que, políticamente, el juicio político perjudica más a sus adversarios que a él mismo. Wead sospecha que Trump está convencido de que “lo están haciendo aún cuando es autodestructivo, porque quieren dañarlo a él personalmente”.

Trump es como otros presidentes

Los seis presidentes a los que ha conocido personalmente sabían escuchar. “Solo ves a Trump cuando habla, por lo que a veces te quedas diciendo, espera, espera, espera, porque me estaba haciendo preguntas. Sabe escuchar. Todos saben escuchar”, dijo Wead.

Y señala que, a diferencia de sus predecesores, Trump no tenía experiencia política cuando asumió el cargo. “No puede hacer lo que quiera sin ofender a sus bases o al dinero o partidarios que tiene. Este presidente puede dar un giro de 180º. Puede hacer algo que no guste a los conservadores, a los liberales ni a los republicanos”.

Wead elogia a Trump por sumar a su equipo a personas que no lo conocían y que estaban en desacuerdo con él, como el exasesor de Seguridad Nacional, John Bolton. “A Trump le gustan los buenos argumentos. Le gusta que se disputen ideas. Quiere que le lleven la contraria y le digan por qué está equivocado, dijo Wead. “Pero, en última instancia, la decisión final recae sobre Trump”, dijo Wead, al tiempo que agregaba que “toma una decisión y espera que te alinees con él”.

Adam Shapiro

Qué leer a continuación