¿Qué es un eclipse solar?

Tipos de eclipse solar. (Imagen creative Commons vista en time&date.com).

Hace aproximadamente seis meses os anunciaba en este mismo blog el tirón mediático que arrastraría el eclipse total solar cuya sombra recorrerá en diagonal el territorio continental de los Estados Unidos de América este próximo 21 de agosto.

Bien, pues llega el momento y conviene recordar algunos conceptos sobre eclipses para estar familiarizados con el espectáculo astronómico que nos visita.

¿Qué es un eclipse solar?

Este fenómeno astronómico se da cuando la luna nueva pasa entre el sol y la Tierra bloqueando brevemente los rayos del sol y proyectando como resultado una sombra sobre algunas regiones de nuestro planeta.

La sombra de la luna sobre la Tierra no es lo suficientemente grande como para obscurecer la totalidad de nuestro mundo, de modo que se limita a dejar en penumbra una pequeña área del terreno. En el caso del así llamado “gran eclipse norteamericano”, esta sombra vijará en diagonal desde la costa noroeste del océano Pacífico hasta la costa sudeste del océano Atlántico.

Ruta que seguirá la sombra lunar en el eclipse del 21 de agosto de 2017. (Crédito imagen: sky&telescope.com).

¿Se mueve un eclipse?

En efecto, de ahí la trayectoria que podéis ver en el mapa de ejemplo. Esto se debe a que la luna y la Tierra están constantemente en movimiento. Nuestro planeta rota de forma continua sobre su eje mientras orbita al sol, y la luna pese a que rota lo hace de forma sincronizada a su movimiento de traslación (de ahí que siempre veamos la misma cara) alrededor de la Tierra. Esta es la razón por la que los eclipses parecen viajar de un lugar a otro.

¿Cuántos tipos de eclipse solar hay?

Existen cuatro tipos diferentes de eclipse solar dependiendo de la porción del disco solar que quede oculta por la luna a ojos del observador. Por ello, la magnitud del eclipse solar depende de la cantidad de sombra lunar que caiga sobre la Tierra.

1. Un eclipse solar parcial se da cuando la luna solo obscurece parcialmente el disco solar arrojando únicamente su penumbra sobre la Tierra.
2. Un eclipse solar anular se da cuando el disco de la luna no es lo suficientemente grande como para cubrir por completo al disco solar. Por ello, el borde exterior del sol permanece visible formando una especie de anillo de fuego en el cielo. Los eclipses anulares se dan cuando la luna se encuentra cerca de su apogeo (su punto de máxima lejanía de la Tierra). Conviene recordar que la luna sigue una órbita ligeramente elíptica alrededor de nuestro planeta, lo que hace que la distancia luna-Tierre varíe dependiendo de la estación. Se dice que el observador que divisa un eclipse anular solar se encuentra en la antumbra.
3. Un eclipse solar total como el del próximo lunes 21 de agosto, se da cuando la luna cubre completamente el disco solar. Únicamente pueden darse cuando la luna se encuentra cerca de su apogeo, que es el punto de su órbita en que más cerca de la Tierra está nuestro satélite. Solo puedes observar un eclipse total solar si te encuentras en la zona del camino de la sombra lunar en la que esta es más oscura. Si tienes la suerte de observar como el sol se oscurece por completo en pleno día, se dice que te encuentras en la umbra.
4. Finalmente existe un tipo de eclipse muy raro (representan el 5% del total de eclipses solares) al que se conoce como eclipse híbrido solar. También se les conoce como eclipse anular total y únicamente ocurren cuando el mismo eclipse cambia de anular a total, o viceversa, a lo largo de su trayectoria. En 2005 sucedió uno de estos extraños fenómenos y podéis consultar aquí más información sobre ellos.

Tipos de sombra. (Crédito imagen: Wikipedia).

¿Cuál es el tipo de eclipse más común?

Como los eclipses solares solo se pueden ver desde el área de la Tierra sobre el que cae la sombra lunar, cuanto más cerca estés del centro del sendero que sigue la sombra, más grande te parecerá el eclipse. Es decir, la mayoría de los observadores que tienen la suerte de contemplar uno de estos fenómenos lo observa como si fuera parcial, y por eso este es el tipo de eclipse más común. Solo los pocos afortunados que se encuentran cerca del centro de la sombra (el punto llamado de oscuridad máxima) durante un eclipse solar experimentan una oscuridad total. Por tanto, dos personas que observen el mismo fenómeno en ubicaciones distintas pueden presenciarlo de maneras distintas, parcial uno y total el otro.