Republic, el grupo de presión sin presencia en el Parlamento que promueve acabar con Isabel II y la monarquía británica

M. J. Arias
·3  min de lectura

La monarquía británica vuelve a estar en el ojo del huracán mediático después de que el diario The Guardian haya publicado en exclusiva las presiones ejercidas por Isabel II durante su reinado para influir en la redacción de leyes y poder seguir manteniendo oculta a la ciudadanía su fortuna personal. Un escándalo que suma a los muchos ofrecidos por la casa de los Windsor a lo largo de décadas en el trono y que apoya, en cierto modo, las tesis del grupo de presión conocido en Reino Unido como Republic.

Graham Smith, es el CEO de Republic, el grupo de presión en Reino Unido que pide la abolición de la monarquía. (Foto: BEN STANSALL/AFP via Getty Images)
Graham Smith, es el CEO de Republic, el grupo de presión en Reino Unido que pide la abolición de la monarquía. (Foto: BEN STANSALL/AFP via Getty Images)

Presidido por Robbie Parkin y con Graham Smith, como actual director ejecutivo de Republic, Republic se autodefine como un grupo de presión en permanente campaña para promover la abolición de la monarquía. Lo que buscan es cambiar el régimen de gobierno actual en Reino Unido y que el jefe del Estado sea elegido democráticamente en las urnas al considerar, en palabras de Smith, que el derecho al torno hereditario es absurdo y la monarquía una institución obsoleta.

Su origen se remonta a 1983, en Londres, cuando un grupo de republicanos se unió en sus reivindicaciones. En 2006 sufrieron una reinvención y se constituyeron como compañía limitada. De ahí que cuenten con una junta directiva, cuya constitución es pública y puede consultarse en la web del grupo.

Muy activos en cuanto a campañas en contra de la monarquía y sus escándalos, se dedican a vigilar de cerca las acciones de los miembros de la Familia Real y denunciar lo que consideran que va en contra de los intereses del país y de los británicos. “Somos estrictamente políticos no partidistas y contamos con el apoyo de más de 80.000 republicanos”, aseguran.

Aunque en otra entrada de su web, en la que recogen sus estatutos y principios, dicen representar “a los aproximadamente 10-12 millones de republicanos de Gran Bretaña, promoviendo la causa y también defendiendo el derecho de los republicanos a ser escuchados”.

Que les escuchen es una de sus principales reivindicaciones. Para ello cuentan con un canal de YouTube, un podcast y organizan eventos y acciones como protestas en la calle en momentos clave (véase bodas reales, por ejemplo) y recogidas de firmas. Actualmente en su web cuentan con una petición titulada Elimine la Subvención Soberana a favor de un presupuesto anual adecuado para la monarquía con la que quieren llegar al Parlamento británico.

El dato, que puede llegar a dar una idea de su verdadera repercusión a nivel nacional, es que desde que abrieron la recogida de firmas en abril han conseguido reunir algo más de 3.700. Como se indica en la propia petición, necesitan 10.000 para recibir una respuesta del Gobierno y 100.000 para que su propuesta sea debatida en el Parlamento.

Una acción que está encaminada a apoyar y reforzar uno de los principales caballos de batalla de Republic: el coste que la monarquía tiene para el país y sus finanzas. Denuncian que es “muy cara” y que, aunque fuese gratis en términos monetarios, “el costo para nuestra democracia aún sería demasiado alto”.

Una de sus denuncias cobra más sentido ahora tras la información publicada por The Guardian. “El enorme despilfarro y la extravagancia de la monarquía es un síntoma del principal problema: el palacio es totalmente irresponsable y puede operar con un grado de secreto mucho mayor que cualquier otra parte del Estado. Claramente, también tiene una influencia de cabildeo considerable dentro del Gobierno, lo que explica por qué no ha tomado medidas enérgicas contra el gasto real".

Según las cuentas de Republic, la Corona le cuesta al Reino Unido unos 345 millones de libras anuales (392.635.708 millones de euros).

EN VÍDEO | El Reino Unido exigirá a los viajeros dos pruebas de COVID durante la cuarentena