Freekeh, ¿ya conoces este grano ancestral?

Yahoo Vida y Estilo

Si todavía no has escuchado hablar de freekeh, ve tomando nota porque podría volverse una opción cada vez más común en los supermercados, y ya hay quien lo considera un superalimento.

El freekeh es trigo cosechado cuando todavía no está del todo maduro, por lo que conserva más nutrientes. Foto: Getty Images
El freekeh es trigo cosechado cuando todavía no está del todo maduro, por lo que conserva más nutrientes. Foto: Getty Images

¿De qué se trata?

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El freekeh, también llamado, farik o frik, es un grano originario de Medio Oriente y el norte de África, donde se consume desde hace cientos de años. En sí, se trata de trigo, aunque cosechado cuando todavía es joven, o verde. Después se tuesta, para así liberar el grano, para después frotarlo y así terminar de separarlo. 

Así, se obtiene un grano comestible con un sabor ligeramente ahumado y a nueces, y con una textura densa y fibrosa, que se puede comer en lugar de arroz, por ejemplo. Bueno también para comer en forma de gachas, risotto, y se puede agregar a ensaladas, tabulé y hasta para comer con yogurt. Además, como es un grano joven y ‘pretostado’, se cuece en poco tiempo.

¿Qué beneficios tiene el freekeh?

Una de las ventajas del freekeh sobre otros granos vendría del hecho de que se cosecha cuando aún está ‘verde’, o antes de que la planta haya madurado por completo. Y es que de esta forma retiene más proteína, vitaminas y minerales, como calcio, hierro y zinc.

Comparándolo con otros granos, el freekeh tendría 5 gramos más de fibra y uno más de proteína que la quinoa, y hasta 6.5g más de fibra y 3.5g más proteína que el arroz integral. A su vez tendría las mismas calorías, pero sería bajo en carbohidratos, por lo que se ha llegado a considerar un superalimento.

También te puede interesar: Mitos de la alimentación, ¿tú también los has escuchado?

Su alto contenido en fibra lo haría bueno para las personas que buscan perder peso, pues esta nos ayudaría tener una sensación de saciedad más prolongada, pero también sería aliado para reducir el riesgo de enfermedades digestivas, como el colon irritable y hasta los divertículos. Además, está lleno de prebióticos y de luteína, un antioxidante asociado a la salud de los ojos.

Sin embargo, puesto que se trata de granos de trigo, no es libre de gluten, por lo que su consumo no sería recomendado para personas celiacas.

¿Cómo se prepara?

Si encuentras el freekeh en grano entero, tomaría unos 45 a 50 minutos cocerlo, pero es común encontrarlo ya quebrado, lo que reduciría el tiempo a la mitad sin sacrificar su contenido nutricional.

Hemos encontrado dos formas generales de hacerlo. La primera implica agregar agua de forma generosa al freekeh, para cubrirlo y llevarla a ebullición. Después de eso, se reduce el fuego al mínimo y se deja unos 40 minutos, o hasta que alcance la consistencia deseada. Si le queda agua, basta colarlo.

La segunda implicaría una taza de freekeh por dos de agua, que se cocerán de 15 a 20 minutos, o hasta que el agua se consuma y los granos estén suaves.

Después, podemos agregar los granos cocidos a ensaladas o tabulé, o se puede utilizar, como la quinoa, para hacer hamburguesas vegetarianas.

También te puede interesar: Dieta flexitariana, ¿la opción que "salvaría" al mundo?

Pero si quieres hacer risotto con freekeh en lugar de arroz, entonces, puedes probar esta idea:

Ingredientes:

  • 1 cebolla

  • 2 dientes de ajo

  • 80 gramos de champiñones

  • 1 taza de freekeh

  • 40 gramos de queso parmesano rallado

  • Aceite de oliva, sal y perejil

Se cuece el freekeh en dos tazas de agua, y mientras eso se hace sofreímos la cebolla con aceite de oliva hasta que se poche. Ahí mismo se agregan los champiñones y se cuecen. Cuando el freekeh esté listo se agrega a la cebolla y champiñones, se añade el queso y el perejil, y se cocina unos cinco minutos más.

@travesabarros

Qué leer a continuación