Quartararo pide volver a la Yamaha del año pasado

Lewis Duncan
·2  min de lectura

El piloto del equipo Petronas, que el año que viene correrá en el oficial, dijo prácticamente adiós a la posibilidad de proclamarse campeón del mundo de MotoGP a final de temporada.

"El Diablo" arrancó la temporada con dos victorias consecutivas en Jerez y todavía es el piloto con más triunfos en 2020 (3). No obstante, Quartararo no ha subido al podio en las nueve carreras restantes y en ellas ha acumulado 50 puntos, lo que hace una idea de su irregular temporada.

El de Niza lleva dos ceros y otras tantas caídas en carrera, sumando un total de 125 puntos, 37 menos que Joan Mir, cuando restan 50 por disputarse.

"La consecuencia de que estemos sufriendo con la moto es que no estoy contento con mi temporada", dijo Quartararo en Valencia. "Cuando todo va bien, entonces todo es perfecto. En Le Mans, la moto era perfecta desde el principio y podríamos haber luchado por la victoria, pero es victoria o nada. O somos súper buenos o estamos súper perdidos. Estoy muy frustrado. En general, ha sido una temporada difícil para mí, al margen de las victorias".

También lee:

Iannone: "Las razones carecen de sentido lógico" Bezzecchi pica en punta para sustituir a Iannone en Aprilia Dovizioso confirma su año sabático en MotoGP para 2021

Tras acabar el Gran Premio de Europa, en el que Suzuki hizo primero y segundo con Mir y Alex Rins, el #20 mandaba un toque de atención a Yamaha: “Las otras fábricas trabajan mucho mejor”, soltó.

"Tenemos que cambiar muchas cosas en nuestra forma de trabajar, no en el equipo, sino en general en Yamaha. El próximo año tenemos que empezar desde la misma base, porque no podemos hacer ninguna mejora, pero tenemos que ver dónde podemos mejorar porque [Suzuki] sigue haciéndolo mejor. Doblete, doblete, doblete. Somos tan inconsistentes que salvo Jerez, no sé si alguna vez hemos hecho un doblete. Suzuki sólo tiene dos motos y están haciendo doblete en casi todas las carreras", recordó.

Tal es el grado de desencanto este año del piloto de la Costa Azul, que se ha planteado recuperar la M1 con la que debutó en MotoGP en 2019.

"Después de Portimao tendremos que analizar qué podemos mejorar de la moto del año pasado, si podemos combinar las cosas de este año con las del año pasado. Estoy preocupado, pero me gustaría ver si podemos usar la moto del año pasado, si es posible, o si tenemos que mantener exactamente la de este año. Tenemos que hablar de lo que necesitamos mejorar. Tengo una idea bastante clara de los problemas que hemos sufrido este año. No es muy fácil, pero si pudiéramos evitar cometer errores estúpidos, sería genial", cerró.