Pumas firma bochornoso fracaso… uno más en fila

El Universal

PACHUCA, Hgo., noviembre 24 (EL UNIVERSAL).- En un mundo paralelo, el Atlas derrota a los Rayados en su casa y los Pumas se juegan el último boleto a la Liguilla del Apertura 2019 ante Pachuca... Ni así hubiera sido suficiente.

Ya de vuelta a la realidad, los universitarios perdieron ante los Tuzos (2-0) en el Estadio Hidalgo y concluyeron una temporada para el olvido. Así termina la fatídica era de Rodrigo Ares de Parga en la presidencia auriazul.

El duelo entre capitalinos e hidalguenses inició con la certeza de que ninguno tenía oportunidad para colarse a la Fiesta Grande porque los ocho invitados estaban definidos, pero había que jugar.

Los locales, sin generar mayor peligro, tuvieron en todo momento la posesión del balón; Pumas no podía y Pachuca pegó primero al minuto 35, gracias a un error de la zaga auriazul. Un pase mal retrasado de Pablo Jáquez al arquero Alfredo Saldívar fue aprovechado por Víctor Guzmán, quien sirvió al centro del área para que Roberto de la Rosa abriera el marcador.

El juego se tornó ríspido y la frustración de los visitantes era notoria hasta en la tribuna, donde seguidores radicales protagonizaron actos de violencia.

Rubéns Sambueza, como el orquestador, ponía en aprietos a los visitantes. Inició la segunda mitad y todo seguía igual. Pumas intentó ajustar, pero el Pachuca hizo el segundo. De la Rosa firmó doblete al 56', tras un desborde de "Sambu", quien sirvió raso al área chica.

La pasión que transmitió la Rebel para alentar a su equipo se convirtió en un reclamo masivo para pedirles a los jugadores que se "quiten la playera si ya no quieren jugar" o para volver a pedir a "Memo" Vázquez en el banquillo universitario y arremeter contra Miguel González con diversos cánticos.

Y así terminó un Apertura 2019 para el olvido de los universitarios. Tuvieron dos jornadas en su mano el boleto a la Liguilla y lo cambiaron por un fracaso que confirma una de las épocas más grises en los últimos años de un equipo que sólo tiene su grandeza en los recuerdos.

Qué leer a continuación